La ‘primavera valenciana’ celebra su cumpleaños sin incidentes

Apenas se vio policía en el "abrazo" al Lluís Vives y estaba desplegada a una discreta distancia en la manifestación posterior

Un año de la primavera valencianaJ. M. J.

Apenas se veía policía el viernes en las inmediaciones del instituto Lluís Vives de Valencia cuando a las dos de la tarde un centenar largo de alumnos, padres y profesores formaron una cadena humana para abrazar simbólicamente el recinto docente. “Por una educación pública y de calidad” era el lema de la pancarta que presidía el abrazo, casi lo mismo que reivindicaban el 15 de febrero del año pasado, cuando en medio de la calle Xàtiva la policía, que había desplazado numerosos efectivos al lugar, cargó contra ellos. “Éramos unas cuarenta personas entre 12 y 17 años”, recuerda A. S. N., una de las menores de edad que fue detenida ese día junto con varios de sus compañeros. “Una chiquilla llevaba una prótesis en la pierna, la cogieron y la arrastraron por tierra”, es una de las primeras imágenes que viene a la mente a esta joven ahora mayor de edad y estudiante de Diseño.

Fueron los primeros detenidos de lo que se conoció como primavera valenciana. Ayer vocearon lemas nuevos como “más educación y menos corrupción”, mientras portaban globos negros y amarillos, colores de algunos lapiceros, que al final hicieron estallar como una mascletà. “Hemos ido a peor”, afirmaba rotunda un año después sobre una situación que considera “dramática, hay muchos más motivos para reivindicar nuestros derechos”. Para Enrique Dies, profesor representante de la Assemblea Global Lluís Vives “la única diferencia ese día fue que la policía se salió de madre y perdió completamente los papeles; los chavales no habían hecho más de lo que habían hecho otros días y la prueba es que a esa violencia contestaron con paz y con libros”, declaró a Efe.

“Lo que queríamos hacer era defender nuestros derechos, no enfrentarnos a la policía, no pretendíamos una batalla campal”, es el argumento que A. S. N. quiere que remarcar en este aniversario de la protesta que concluyó en detenciones.

Cabecera de la manifestación convocada por la Asamblea por las Libertades el viernes por la tarde.
Cabecera de la manifestación convocada por la Asamblea por las Libertades el viernes por la tarde.JOSÉ JORDÁN

Tres horas después del abrazo simbólico al Lluís Vives partía del mismo lugar la manifestación convocada por la Assemblea per les Llibertats i contra la Repressió con lemas como “Somos el pueblo, no el enemigo”, “Ni recortes ni represión” y “Delegada de Gobierno dimisión”, demanda que centenares de participantes coreó frente a la sede de la Delegación, donde concluyó el recorrido con una muixeranga, la torre humana que se eleva al son de la música del mismo nombre, interpretada por el grupo de dolçaines i tabal que acompañó todo el itinerario.

“Recordar que la primavera valenciana despertó nuestras conciencias”, enunció como leitmotiv una joven estudiante en la lectura del manifiesto unitario final, “porque en Valencia se estableció un auténtico estado de excepción”. El abogado de la Assemblea, Ricardo Cano, recordó que esta lucha “contra todas” las represiones y que “no pararán” hasta que “se sienten en el banquillo de los acusados” los funcionarios que se han “extralimitado en sus funciones”.

Preguntada por los acontecimientos de aquellos días de febrero de 2012, la delegada del Gobierno declaró: “Lo que puedo manifestar, desear y trasladar es que no vuelva a ocurrir”. Y no sucedió. Los dos actos conmemorativos transcurrieron sin incidentes y los abundantes efectivos de policía que se vieron en torno a la manifestación se mantenían a una discreta distancia.

El aniversario concluyó anoche con un concierto en el Palacio de Congresos, organizado para recaudar fondos para la defensa de los procesados y sancionados en las cargas policiales del instituto Lluís Vives, que tenía las 1.500 entradas vendidas dos semanas antes. Con una multa aún pendiente, A. S. N. era miembro del equipo de voluntarios del concierto.  Participaban desinteresadamente en el  proyecto Obrint Pas, La Habitación Roja, Senior i El Cor Brutal, Maronda, Aspencat, La Gossa Sorda, Pau Alabajos, Feliu Ventura, Manolo Tarancón, Cesk Freixas, Mr. Perfumme, Clara Andrés, Arthur Caravan, Galavera, Meritxell Gené, Julio Bustamante, El Diluvi, Tórtel y Emma Get Wild.

Tanto la Asociación Jurídica Primavera Valenciana como la Assemblea Global Lluís Vives aseguraban que ambas plataformas estaban "dispuestas a llegar donde sea necesario para denunciar la vulneración de los derechos fundamentales que padecieron las personas encausadas en la primavera valenciana y no parar hasta que la dignidad de los jóvenes encausados sea restablecida".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50