Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zoido estudia exigir cuatro millones al arquitecto del Metropol Parasol

El Ayuntamiento cree que Mayer es responsable del sobrecoste de ‘las setas’ de la Encarnación

Zoido estudia exigir cuatro millones al arquitecto del Metropol Parasol Ampliar foto

El Ayuntamiento de Sevilla pretende recuperar parte del sobrecoste que supuso el proyecto Metropol Parasol, una de las obras estrella del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín cuando ocupaba la alcaldía y al que siempre se opuso Juan Ignacio Zoido desde la oposición. El gobierno municipal ha encargado varios informes para estudiar la posibilidad de exigir al arquitecto alemán Jürgen Mayer una indemnización de más de 4,2 millones por los “errores” del proyecto que, según el gobierno municipal, motivaron el desfase presupuestario de la obra. El proyecto estaba presupuestado en 51,2 millones de euros y acabó costando 102 millones.

Metropol Parasol, conocido como las setas, surgió de un concurso de ideas organizado en 2004 por el Ayuntamiento para construir un mercado y una plaza pública en La Encarnación, en pleno centro de la ciudad. Los problemas y retrasos surgieron desde el principio y Urbanismo aprobó hasta tres modificaciones presupuestarias para poder seguir con la obra. El principal obstáculo fue que ni el arquitecto ni la constructora Sacyr sabían cómo fijar la madera que recubre los seis enormes parasoles que funcionan como pilares del proyecto. En este cambio basa ahora Urbanismo buena parte de su argumento para pedir una indemnización a Mayer.

El gobierno municipal de Zoido cree también que se produjeron otras modificaciones relativas a la seguridad que incrementaron el precio final. “Parece evidente que en el proyecto básico y en el posterior proyecto de ejecución, redactados por Jürgen Mayer, existían errores o deficiencias de diseño, relativos a la estructura o los materiales a emplear, de forma que el proyecto original no era ejecutable tal como fue concebido”, señaló ayer el delegado municipal de Urbanismo, Maximiliano Vílchez (PP).

El equipo de Zoido basa su reclamación en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, que establece que se puede exigir al contratista responsabilidad por los daños y perjuicios que causen, durante la ejecución o explotación de las obras, los defectos, errores o insuficiencias técnicas del proyecto. Según la ley, la indemnización derivada de esta responsabilidad alcanzará el 50% de los daños y perjuicios causados, sin que esta cantidad pueda ser nunca superior a cinco veces el precio pactado para el proyecto. El Ayuntamiento fija en 12,7 millones el sobrecoste causado solo por los problemas de la cubierta de madera. Según Urbanismo este desvío presupuestario es imputable al arquitecto alemán. “Dado que los honorarios de redacción quedaron establecidos en 848.800 euros, procedería exigir al proyectista la cantidad de 4.244.000 euros”, advierte el gobierno municipal.

“El proyecto de La Encarnación ha sido un goteo constante de dinero y ha supuesto un sobrecoste a los sevillanos de más de 50 millones de euros sobre lo previsto, por eso creemos que tienen que asumir responsabilidades”, afirmó el delegado de Urbanismo.