Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán lanza un plan para intentar crear 42.000 empleos este año

La Junta destina 500 millones para frenar el incremento del desempleo

Antonio Ávila y Miguel Ángel Vázquez, ayer tras el Consejo de Gobierno.
Antonio Ávila y Miguel Ángel Vázquez, ayer tras el Consejo de Gobierno.

Primero se ha puesto la venda, al recordar que los miembros del Gobierno andaluz son "conscientes" de sus limitaciones presupuestarias y competenciales. Y luego Antonio Ávila, consejero de Economía, ha presentado las medidas para generar empleo que este martes ha aprobado el Consejo de Gobierno de la Junta, que ha celebrado una reunión monográfica para abordar este asunto.

En total, con las 20 medidas que se han presentado —que suman 500 millones de euros— el equipo de José Antonio Griñán aspira a crear entre 41.000 y 42.000 nuevos empleos durante este año y a que se mantengan otros 150.000. Pero la magnitud del problema en la comunidad —donde hay 1.442.600 desempleados y la tasa de paro llega al 35,86%, según la última Encuesta de Población Activa— hacen que este plan autonómico sea poco más que una tirita para un paciente que se está desangrando por los cuatro costados.

El principal problema, según ha expuesto Ávila, está centrado en la destrucción de empleo continuada en el sector privado, que se ha acelerado durante el año de vigencia de la polémica reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy.

Las claves del nuevo plan

El Consejo de Gobierno ha aprobado un plan de empleo que contempla, entre otras, las siguientes medidas:

Empleo juvenil. Tendrá una dotación de hasta 167 millones de euros. La medida más destacada es un bono de empleo de 400 euros mensuales durante un año para jóvenes procedentes de la FP y la Universidad. Se darán según los méritos de los jóvenes. Se abrirá una línea de créditos blandos de 125 millones de euros. Habrá también hasta 25 millones en incentivos para el autoempleo juvenil o los autónomos que creen empleo joven. Además se financiará el 50% del coste de la Seguridad Social durante dos años con un máximo de 2.000 euros por trabajador. También para los jóvenes se intentará favorecer su incorporación a los departamentos de internacionalización de las empresas. Para este objetivo se se ampliarán las becas Extenda de 40 a 150 al año y también podrán beneficiarse de ellas los estudiantes de la Formación Profesional Superior.

Parados de larga duración. Se flexibilizan los requisitos para acogerse al vigente plan de choque por el empleo para facilitar el acceso a los desempleados del sector agrario. En 2014 habrá un nuevo plan de choque con una dotación de 200 millones de euros y estará destinado a obras en servicios públicos esenciales.

Plan de acción social. Dotado con 60 millones, persigue paliar la situación de emergencia que padecen los colectivos más perjudicados por la crisis.

Actividad productiva. Se intentará mejorar la mediación en los conflictos laborales. También habrá un nuevo diseño de los incentivos a empresas para primar los proyectos que creen más empleo (con 150 millones de euros). La gestión de los fondos europeos del futuro marco (2014-2020) se orientará a la generación de empleo.

La mayoría de las medidas presentadas van dirigidas a fomentar el empleo privado. Entre ellas figura el rediseño de "los incentivos a las empresas para que primen los proyectos con creación de empleo". Ávila ha detallado que la idea es que entre los 33 criterios que actualmente se emplean para conceder las subvenciones "el empleo que se cree sea el principal indicador".

Esta medida se englobaría dentro del bloque destinado a "favorecer la inversión productiva generadora de empleo". También se contempla en este apartado la eliminación de las trabas administrativas —se creará un grupo de trabajo para estudiar qué regulación se puede modificar— e incrementar el trabajo de mediación de la Administración regional en los conflictos laborales para que no terminen en despidos.

De los 42.000 puestos de trabajo que la Junta espera generar con su plan, 29.000 serían para jóvenes, cuya tasa de desempleo en Andalucía está en el techo histórico (55%). Entre las medidas anunciadas por Ávila, está la creación del denominado "bono empleo". Los jóvenes recibirán durante un año este bono de 400 euros al mes para incentivar que las empresas los contraten. Se trata de una variante de las ayudas que reciben las sociedades por contratar a determinados colectivos. Pero, en este caso, la ayuda será nominal. Es decir, será el trabajador el que se ofrezca con ese plus de los 400 euros mensuales. Según la Junta, esta medida está dirigida a "jóvenes procedentes de la Formación Profesional y universitaria, en función de sus méritos, y para aquellos que se hayan acogido a la beca Segunda Oportunidad".

El "bono de empleo" está englobado dentro del plan para jóvenes presentado, que tendrá un presupuesto global de 167,5 millones de euros. También se contempla la concesión de créditos blandos (125 millones) e incentivos de 25 millones para el autoempleo juvenil. El departamento de Ávila prevé además ampliar las becas Extenda. El consejero ha asegurado que, a las medidas aprobadas, se podrían sumar otras si finalmente llegan a Andalucía los 243 millones correspondientes al programa de fomento de empleo juvenil que se recoge en los nuevos presupuestos europeos.

Ávila ha reconocido que la financiación de las 20 medidas presentadas sale de lo que estaba previsto en los Presupuestos regionales de 2013 para políticas de empleo. Es decir, no se cuenta con recursos extraordinarios.

Respecto a esas políticas activas, Ávila ha anunciado que se volverá a aumentar la plantilla de la red del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). La Junta, tras el recorte del Gobierno central a este tipo de políticas, se desprendió varios centenares de asesores de empleo. El consejero ha afirmado que en 117 de las 192 oficinas del SAE se ampliarán de nuevo las plantillas. En concreto, se cubrirán 310 plazas, 30 de la oferta de empleo público pendientes de incorporación y el resto de nueva creación.

Los sindicatos piden más recursos

El responsable andaluz de UGT, Manuel Pastrana, ha valorado las medidas aprobadas por la Junta. Sin embargo, ha considerado que el presupuesto destinado es "escaso e insuficiente", por lo que ha reclamado que se destinen "más recursos" para estas medidas. Pastrana ha demandado al Gobierno central que colabore con cantidades complementarias.

En declaraciones a Europa Press, Pastrana ha dicho que es "un paso muy importante" que "por fin un Gobierno en este país acuerde una estrategia específica, con medidas concretas para la puesta en marcha de planes de empleo, y que además lo haga en una situación de dificultad económica como el actual".

El sindicato CSIF también ha aplaudido las medidas acordadas. Aunque ha advertido de que estará "alerta y vigilante" para que "se cumplan objetivos reales y no se despilfarre el dinero como ya ha sucedido en otras campañas para paliar el desempleo en la comunidad".

El consejero de Economía, Antonio Ávila, ha anunciado que las medidas acordadas por la Junta serán debatidas este miércoles con los sindicatos y los empresarios, a los que la Junta intenta sumar al denominado pacto por Andalucía.

A quien no le ha gustado el plan de empleo de la Junta ha sido al PP. El secretario general de los populares andaluces, José Luis Sanz, ha sostenido que el Gobierno andaluz ha hecho solo un "popurrí" de las medidas que en esta materia tenía "pendientes". Según Sanz, lo aprobado por el Consejo de Gobierno no soluciona el problema del desempleo y tampoco aporta "nada nuevo". "Esperemos que en la mesa sectorial de empleo que se convoque en el marco del pacto por Andalucía acepten nuestras propuestas y las de otras formaciones", ha afirmado.