Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó exhibe correos que conectan a Nóos con el Ayuntamiento de Valencia

Compromís exige a Barberá que no se esconda tras la fundación de Turismo

El portavoz de Compromís, Joan Ribó, explica la documentación sobre Nóos y el Ayuntamiento.
El portavoz de Compromís, Joan Ribó, explica la documentación sobre Nóos y el Ayuntamiento.

“No se puede esconder. La fundación son ellos mismos. Se esconden detrás de su misma foto”, denunció este jueves Joan Ribó. El portavoz municipal de Compromís en Valencia mostró varios correos electrónicos del Instituto Nóos que acreditan que el Ayuntamiento conocía y participó de la gestación de los Valencia Summit.

Al contrario de lo que sostienen la alcaldesa Rita Barberá y su número dos Alfonso Grau, que repiten que no es el Consistorio sino la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB) el interlocutor de Urdangarin y su exsocio Diego Torres, Ribó insiste en tres hechos que calificó de irrefutables: la presidencia de la fundación es siempre del Consistorio, de ahí que la presida el vicealcalde, más del 70% del presupuesto de Turismo Valencia en 2011 provenía del Ayuntamiento y, según los estatutos, en caso de disolución de la fundación, el patrimonio vuelve al Consistorio.

Los correos que este jueves mostró Compromís constan en el sumario del caso Nóos que lleva el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma. Los aportó Manuel González Peeters, abogado de Diego Torres, el pasado 23 de enero al juzgado que investiga el caso.

En uno de ellos se cita, por ejemplo, a la entonces jefa de gabinete de medios del Consorcio Valencia 2007, Pilar Tejera: “He empezado a coordinar con ella temas de calendario y actos previstos con la prensa”, reza el correo. Tejera, que luego pasó a trabajar en la FTVCB, revisó la publicación que José Salinas, gerente de la fundación, escribió por encargo de Nóos con cargo al congreso.

En otra de estas misivas, el gabinete de Valencia Summit habla de coordinarse con los departamentos de prensa de Valencia 2007, Turismo Valencia y el Ayuntamiento de Valencia, aunque todas ellos responden que no tienen recursos para ayudarles.

En otro correo, de septiembre de 2004, en plena organización de la primera edición del Summit, su gabinete de información envía a Urdangarin y Torres, entre otros, un correo donde detalla que han contactado con el subdirector de Turismo Valencia, una asesora municipal de Alfonso Grau y una empleada de otra fundación municipal, CEyD —ahora reconvertida en la fundación Indea—.

Por último, en una especie de argumentario elaborado por Nóos, a la pregunta de “¿Quién paga por la cumbre [Summit]?”, la respuesta es: “La Generalitat, el Ayuntamiento de Valencia y Turismo Valencia...”. “Que Barberá no se escude en esta concejalía opaca [en alusión a Turismo Valencia] y se persone como parte del caso Nóos”, concluyó Ribó.