Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

El juez pide la imputación de Crespo

Detenido el primer teniente de alcalde de Lloret, Josep Valls

La Audiencia Nacional ve indicios de prevaricación y cohecho en la gestión del diputado de CiU

Josep Valls, detenido de su domicilio. Ampliar foto
Josep Valls, detenido de su domicilio.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ve indicios de cohecho y prevaricación en la conducta del exalcalde de Lloret de Mar (Selva), Xavier Crespo, por su presunta vinculación con una trama de blanqueo de capitales procedentes de la mafia rusa. Crespo, que en la actualidad es diputado de CiU en el Parlament, fue alcalde de la localidad de la Costa Brava entre 2003 y 2011. Velasco se inhibirá en los próximos días a favor del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para que decida si le toma declaración como imputado. Es el procedimiento habitual en los diputados, que poseen la condición de aforados.

Hace dos años, el TSJC ya recibió una querella de la Fiscalía Anticorrupción que investigaba el caso. Pero entonces ni siquiera la admitió a trámite al considerar que no había suficientes indicios contra Crespo. Con la intención de recabar pruebas y desmantelar la presunta red de blanqueo, la Guardia Civil y la fiscalía aterrizaron el pasado viernes en la localidad. Los agentes se llevaron expedientes del ayuntamiento y registraron diversos domicilios particulares. Desde entonces, ocho personas han sido detenidas, entre ellas el presunto cabecilla de la red, Andrei Petrov, que guardaba un fusil Kaláshnikov en su casa.

Al goteo de arrestados se sumó ayer el del primer cargo público, el actual primer teniente de alcalde, Josep Valls. Poco después de las 8.30 horas, agentes de la Guardia Civil le detuvieron en su casa y le trasladaron a la comandancia de la ciudad. El edil fue responsable de Urbanismo en la etapa en la que Crespo ejerció como alcalde. Más allá de su cargo público, los investigadores analizan su papel como presidente del Club de Fútbol Lloret. Está previsto que hoy declare ante la Audiencia Nacional por un presunto delito de cohecho.

Petrov gastó 12.000 euros en un viaje de Crespo a Rusia

La fiscalía sospecha que Petrov patrocinó a los equipos locales de hockey y de fútbol y dio otras prebendas a cambio de recibir trato de favor por parte del Gobierno municipal en la etapa de Crespo. Petrov pagó en total 270.000 euros a ambos clubes. El presunto mafioso, a través de su empresa Development Diagnostic Company (DDC), entregaba un cheque de 30.000 euros cada cuatro meses al equipo de hockey. Y desde este se transferían 10.000 euros (una tercera parte) al de fútbol. Y así durante tres años, según fuentes de la investigación. Joan Perarnau, presidente del Club de Hockey Lloret, también fue detenido el sábado pasado en su domicilio. El lunes, el juez le dejó en libertad con cargos tras tomarle declaración, acusado igualmente de un delito de cohecho.

El propio Petrov, que se encuentra en prisión sin fianza desde el lunes, admitió ante el juez de la Audiencia Nacional que los patrocinios empezaron después de que el Ayuntamiento le otorgase la gestión del 35% de un centro comercial que construyó en la antigua plaza de toros (el otro 65% está en manos municipales).

Esas obras se encuentran en el punto de mira, después de que el pleno municipal del Ayuntamiento, con los votos del CiU y del PP y la opinión contraria del resto del cartapacio, condonase el pago de 133.500 euros a Petrov en tributos al considerar las obras de interés general.

Ante la nueva detención de ayer, tanto Crespo como el actual alcalde, Romà Codina, salieron en defensa del primer teniente de alcalde Josep Valls. Como ya hiciese con Perarnau, Crespo dijo que pondría “la mano en el fuego” por el edil. Codina, sin embargo, fue algo más prudente. “Pongo la mano en el fuego hasta que se demuestre lo contrario”, afirmó.

Crespo, Valls y Codina conocían a Petrov. Los dos primeros comieron con él en un lujoso restaurante de Barcelona, Botafumeiro, para exigirle pagos atrasados que adeudaba a los clubes deportivos. Codina defendió ayer la legalidad de esos patrocinios, que asegura que fueron a parar al club, según le contó el propio Valls.

La fiscalía indaga ahora el papel de Ivan Tibau, secretario de Deportes, exconcejal y exentrenador del Hockey Lloret

Además, los tres viajaron a Rusia en el contexto de la feria de turismo del país. Según el jefe de la oposición en Lloret, Marc Fuertes, esos desplazamientos fueron pagados por Petrov. Aunque Codina —entonces era responsable de Infraestructuras— lo negó y explicó que esos viajes los pagó el Ayuntamiento.

También Petrov habló sobre los polémicos desplazamientos. Ante el juez, declaró que había costeado dos viajes a Crespo: uno con su familia y otro a él para asistir a una feria de turismo. El exalcalde solo admitió que el presunto cabecilla de la mafia rusa le sufragó una visita a Rusia para conocer la empresa que este tenía en el país asiático. La asistencia a la feria de turismo, indicó, corrió a cargo del Ayuntamiento. Uno de esos viajes fue en primera clase y Petrov se gastó unos 12.000 euros, según fuentes del caso.

La fiscalía indaga también qué papel jugó el actual secretario general de Deportes de la Generalitat en su etapa como edil de la ciudad, Ivan Tibau. El exjugador de hockey ejerció de concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Lloret durante el mandato de Crespo y fue además entrenador del Club Hockey Lloret, que se encuentra en el epicentro de la trama investigada.

El deporte es hasta el momento el área principal bajo sospecha en el Ayuntamiento de Lloret. Cuando mandaba en la ciudad, Crespo decidió incentivar el turismo deportivo para intentar frenar lo que se conoce como “turismo de borrachera”. El Consistorio se centró en crear estancias deportivas en la ciudad, torneos privados y competiciones oficiales, aunque no logró quitarse el estigma de los visitantes en busca de alcohol barato y largas noches de fiesta.

La fiscalía sospecha que la presunta red corrupta blanqueó 56 millones de euros en dos años, con la ayuda en parte del Gobierno de la ciudad. El juez ha encarcelado hasta el momento a Petrov, a su arquitecta Pilar Gimeno y al que considera su lugarteniente, además de cuñado, Konstantin Mischanin. Su secretaria, su padre y la hermana de Gimeno están en libertad con cargos. Ahora el TSJC estudiará si proceder contra Crespo.

Más información