Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gastos del Valencia Summit, una incógnita para la oposición

EUPV exige la personación del Ayuntamiento y la Generalitat en el 'caso Nóos'

Los casos de corrupción volvieron ayer al pleno municipal por doble partida. Los socialistas llevaron Emarsa y el Grupo de EUPV pidió explicaciones por el Caso Nóos. La respuesta en un caso y en otro fue parecida: los tribunales dirán.

“Los ciudadanos tienen derecho a saber qué se pagó con dinero procedente de las arcas públicas”, sostuvo el edil de EU Amadeu Sanchis, que preguntó al gobierno local por los gastos que la fundación municipal Turismo Valencia Convention Bureau realizó en el primer Fórum Valencia Summit, en 2004. Sanchis interrogó al Consistorio por los 148.000 euros que habría pagado la fundación de participación municipal para gastos de manutención y alojamiento a invitados a este congreso como Jaime de Marichalar o Corina Syan-Wittgenstein.

El Consistorio a través de la FTVCB y la Generalitat por medio de CACSA financiaron al 50% las ediciones de los Valencia Summit. Fueron 900.000 euros anuales, más gastos, durante tres años.

Sanchis insistió en que la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia se personen como acusación particular en el caso Nóos y recordó que su grupo sigue, como solicitó hace un año sin éxito, queriendo acceder al convenio que firmó la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau con el instituto de Iñaki Urdangarin. “Si no hay nada que esconder que se personen, esa será la mejor prueba de que no hay nada opaco”, ratificó el concejal de EUPV.

El socialista Pedro M. Sánchez rechazó el argumento del Gobierno local, que a las peticiones de información de la oposición sobre la fundación, replica que es privada. “El Ayuntamiento ha aportado desde 2004 a este año unos 53 millones de euros a FTVCB”, subrayó el concejal socialista.

“Nunca se pagó nada a personas por parte de la Fundación”, replicó el vicealcalde Alfonso Grau, quien insistió en que las jornadas se celebraron y a las mismas vinieron personas de renombre como Juan Antonio Samaranch. “El caso está en manos del juez, que me merece más crédito que si lo hace el grupo de EUPV”, apostilló el vicealcalde. Grau siguió defendiendo la tesis de que fue la fundación y no el ayuntamiento quien se encargó del convenio y que una cosa no tiene que ver con la otra.