La familia del fallecido narco Barroso se sienta en el banquillo

El fiscal pide un total de 20 años de prisión para la mujer, los hijos y la hermana del traficante y la devolución de más de tres millones de euros supuestamente blanqueados

Vilagarcía de Arousa - 23 ene 2013 - 20:29 UTC

El fallecimiento del narcotraficante arousano Manuel Barroso Millán, el principal imputado en el proceso por blanqueo de dinero abierto por Hacienda, no ha impedido que sus familiares se sienten en el banquillo como herederos de su patrimonio, unos tres millones de euros, a los que la fiscalía exige su devolución.

El juicio comenzó el pasado año, después del fallecimiento de Barroso ocurrida en diciembre de 2010, pero la Sala Segunda de la Audiencia de Pontevedra decidió aplazar la vista ante la voluminosa documentación que había presentado la defensa. Se trata de cientos de facturas con las que intentan probar que el patrimonio que dejó el fallecido no fue comprado con dinero del narcotráfico.

El dinero lo obtuvo Barroso Millán con la ingente venta del marisco, principalmente almeja procedente de viveros en Carril (Vilagarcía), y de la comercialización de vino sin etiquetar que se elabora en una bodega de Meaño que gestiona la empresa Monte Grande Vinícola S.L. Así lo ha tratado de demostrar la letrada de los acusados, Carmen Ventoso, conocida por ejercer la defensa de conocidos presuntos narcotraficantes y ahora también del acusado del robo del Códice.

Pero el fiscal ha incidido en que el dinero que manejó Millán no proviene de las dilatadas actividades comerciales y laborales lícitas, como trataron de acreditar algunos testigos de la defensa, sino que los acusados consintieron actuar como testaferros del fallecido y titulares de los bienes que éste fue comprando con dinero del narcotráfico. El fiscal dejó claro ante el tribunal que no hay constancia en la instrucción de que hubiera ingresos lícitos que justifiquen el patrimonio embargado en 2009 por el juzgado. La familia no contestó a sus preguntas y solo a las de la defensa, dejando constancia de que mantenían una “mala relación” con el cabeza de familia y acusando a agentes de la Agencia Tributaria y al juez instructor de haberlos presionado para declararse culpables.

El fiscal mantuvo la pena para la viuda de Barroso Millán de cinco años de prisión, además del pago de 2,5 millones de euros, por un delito continuado de blanqueo de capitales. Para cada uno de los tres hijos solicitó cuatro años de cárcel, con multas que suman un millón de euros y solo rebajó la condena a tres años y 25.000 euros de multa para la hermana del fallecido por el delito de imprudencia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50