Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
caso mercurio

El juez imputa a Bustos por malversación en nueve tramas del ‘caso Mercurio’

La Operación Mercurio se ha dividido en 31 piezas

El alcalde de Sabadell, el socialista Manuel Bustos, puede estar implicado en nueve tramas diferentes que forman parte de la macroinvestigación bautizada como Operación Mercurio de corrupción urbanística y tráfico de influencias. Así lo considera el juez instructor, Ramón González, que se ha visto forzado a dividir el sumario —que ya cuenta con 13.000 folios y 30 imputados— en 31 piezas separadas para “agilizar” la investigación. El magistrado alegó ayer en un auto que, a raíz de la documentación requisada en noviembre y las intervenciones telefónicas hechas durante dos años a empresarios y cargos públicos del Ayuntamiento, se “han revelado conductas de apariencia ilícito-penal de lo más variado”, así que si se tramitase conjuntamente sería “un verdadero enredo”.

Para poder analizar todos los nuevos apartados que van apareciendo y evitar que ninguna conducta irregular “se diluya” y quede “impune”, el juez ha creado 31 líneas de investigación. De estas, nueve implican a Bustos. Se trata de pesquisas que forman parte del bloque que afecta a políticos y que todavía se encuentran bajo secreto de sumario. Solo se ha levantado la parte del proceso que afecta a los empresarios.

El juez señala al alcalde sabadellense, a su hermano Paco Bustos y a la alcaldesa de Montcada i Reixac, María Elena Pérez, por un presunto tráfico de influencias por amañar un concurso público en Montcada y otorgar una plaza a Carmina Llumà, esposa de un alto cargo del Ayuntamiento de Sabadell.

Sobre la adjudicación de obras, Bustos también habría intercedido para adjudicar la construcción de una nave de la empresa Audi en el polígono Sabadell Parc Empresarial a su tío, Melquíades Garrido, que, a su vez, es el presidente del Gremio de Constructores de Sabadell. Garrido está implicado en cinco causas relacionadas con la falsedad documental, estafa y concesión irregular de subvenciones. El juez tampoco ve clara la adjudicación del servicio de recogida y tratamiento de basuras al grupo Smatsa-Vendex, el concurso más cuantioso de la ciudad, con un importe de 18,5 millones.

El alcalde de Sabadell también está imputado por un delito de malversación por no justificar un viaje a Almería y por destinar 1.500 euros a agasajar a un juez. También por la concesión de una subvención de 25.000 euros a la Fundación Privada ACSAR, que sirvió para contratar a la presidenta de la Asociación de Latinoamericanos de Sabadell. La subvenció la dio la Federación de Municipios de Cataluña, que preside Bustos.

El juez también achaca al alcalde omisión del deber de perseguir el delito por las cantidades de dudosa procedencia que recibió un directivo de la Compañía de Aguas de Sabadell. Bustos es el vicepresidente primero del consejo de administración de la empresa. Otras pesquisas lo implican en la retirada de multas de tráfico a su pareja y su hijo, así como contrataciones sospechosas en el Consejo Comarcal del Vallès Occidental.

Bustos reiteró ayer su inocencia en un comunicado y acusó al exconcejal del PP Jordi Soriano, uno de los puntales de la trama, de usar indebidamente su nombre.

Los partidos de la oposición recurrieron ayer el decreto que sirvió a Bustos a retirarse de la alcaldía temporalmente, porque consideran que vulnera la ley.

Fe de errores

Esta información incluía por error que el Manuel Bustos también está imputado por el delito de cohecho, lo que no es cierto.

Más información