Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“¿Qué pasa con el euro?”

La mayoría de clientes desconocen la decisión del Constitucional de suspender la tasa

'Dempeus per la salut pública' asegura que son centenares de miles los "insumisos"

Las farmacias catalanas siguen cobrando el euro por receta hasta que haya notificación oficial.
Las farmacias catalanas siguen cobrando el euro por receta hasta que haya notificación oficial.

“¿Qué pasa con el euro?” ha sido la pregunta más recurrente entre los pocos clientes que esta tarde entraban en una farmacia de Barcelona y conocían la decisión del Tribunal Constitucional de suprimir cautelarmente la tasa del euro por receta. “Esta tarde han venido muchos que han pagado el euro y ni siquiera sabían nada”, explica Miguel Cabezas, titular de una farmacia en la calle Pau Clarís, y admite que tanto él como sus colegas tampoco conocen muchos más detalles: “Todo depende del CatSalut (Servei Català de la Salut)”.

De forma similar se ha expresado Mireia Segarra, trabajadora de una botica en la calle Consell de Cent: “Sabemos por los medios que se ha suprimido el euro por receta; nada más”. Segarra es cautelosa con la eliminación temporal del euro por receta. Al igual que sucedió en junio y julio, cuando se instauraron los dos copagos que los catalanes tienen que pagar, Segarra teme que “vuelva a fallar” sistema informático que gestiona el cobro de los medicamentos. “Fue un caos total”, recuerda.

María García ha ido esta tarde a comprar sus medicamentos a una farmacia en la calle Aragó. No sabía nada de que el Constitucional había tumbado temporalmente una tasa que desde finales de junio le ha costado más de 20 euros. “Pues si me lo dicen antes, vengo mañana”, bromea. En realidad necesita el medicamento para hoy. García pregunta a la farmacéutica por la fecha en la que entrará en vigor la medida. No obtiene respuesta, pero le da igual. Al fin y al cabo lo que le importa es comprobar como “por fin alguien que demuestra un poco de cordura; aunque sea desde Madrid”.

“¿Por qué me han cobrado más de 30 euros si no era legal?” se preguntaba Montserrat en la puerta de otra botica. Se ha acercado hasta la farmacia para preguntar qué pasaría de ahora en adelante con una tasa que esta jubilada califica de “robo”. Para Montserrat, la aprobación y posterior cancelación del euro por receta demuestra que “los políticos son unos incompetentes”.

La plataforma Dempeus per la salut pública, que se ha manifestado desde el principio contrario al “repago” que supone la tasa catalana por medicamento, asegura que son centenares de miles los ciudadanos que “dejaron de pagar porque era necesario realizar un acto de insubmisión frente a una injusticia flagrante”, asegura su portavoz, Toni Barberà. A aquellos que han estado pagando el euro por receta durante los últimos siete meses, Barberá les recomienda que "lo reclamen al Departamento de Salud”.