Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas desafía a Rajoy con la creación de un “Consejo de Transición Nacional”

El órgano asesorará al presidente en la formalización de la consulta de autodeterminación de 2014

Su creación fue una de las exigencias de ERC para el pacto de legislatura

Artur Mas con el nuevo consejero de Presidencia, Jordi Vilajoana.
Artur Mas con el nuevo consejero de Presidencia, Jordi Vilajoana.

La primera reunión ordinaria del nuevo Gobierno catalán sirvió ayer para volver a poner en marcha la estructura de altos cargos del Ejecutivo y para nombrar a nuevos secretarios generales, como Jordi Vilajoana, en el área de Presidencia. Pero la reunión también hizo un anuncio de calado político de puertas afuera: La Generalitat pondrá en marcha este mes el llamado “Consejo catalán de Transición Nacional”, un órgano consultivo que asesorará al presidente, Artur Mas, en el proceso que pretende hacer desembocar en una consulta de autodeterminación en 2014.

El consejo, tendrá un funcionamiento similar a otros órganos asesores que ya están en marcha, como el Consejo para la Reactivación Económica. Como particularidad, el Consejo de Transición Nacional se dotará de una “mínima estructura”, según palabras del consejero de Presidencia, Francesc Homs. Se trata de dar visibilidad a un organismo cuya creación fue una de las exigencias de Esquerra Republicana para el pacto de Gobierno con Convergència i Unió. El grupo de trabajo se abrirá a todas las fuerzas políticas que defienden el derecho a decidir —está por ver si el PSC se incorporará en él— , así como a agentes sociales y entidades culturales.

La creación del Consejo de Transición Nacional forma parte del plan de gobierno que el Ejecutivo catalán aprobará las próximas semanas.

El plan fijará como prioridad la creación de los “instrumentos de administración electoral” necesarios para "asegurar la correcta celebración" de la consulta de autodeterminación.

En este capítulo, denominado “Transición Nacional”, el plan recoge también la aprobación de una serie de leyes: de consultas, de la administración tributaria, de la policía de Cataluña y de la banca pública. El texto también habla de crear “estructuras de Estado” en el ámbito fiscal.

Homs insistió en que, pese a todo, la prioridad del plan de gobierno será la recuperación económica. En este ámbito ese potenciarán las ayudas a autónomos y a las pymes, entre otras iniciativas y planes globales que se intentarán consensuar con el resto de partidos en una cumbre económica y social convocada para marzo, antes de que se aprueben los Presupuestos de 2013.