Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las pérdidas aplazan el plan de privatización del parque del Tibidabo

La propuesta era una promesas electoral de CiU, pero el parque cierra el año con pérdidas

La instalación se queda a 80.000 visitas de las 600.000 que lo harían rentable

El parque de atracciones del Tibidabo.
El parque de atracciones del Tibidabo.

El Ayuntamiento de Barcelona ha aparcado su intención de privatizar la gestión del Parque de Atracciones del Tibidabo, una de las promesas electorales de CiU, tras cerrar otro año con pérdidas y quedarse en 2012 a 80.000 visitas de las 600.000 que lo harían rentable.

Así lo ha avanzado en declaraciones a los periodistas el concejal de Medio Ambiente y presidente del Parque de Atracciones del Tibidabo, Joan Puigdollers, que ha sostenido que "en estos momentos" no está sobre la mesa el debate sobre la privatización de la gestión del parque, pese a que CiU hizo bandera en su programa electoral de esta propuesta, que mantuvo cuando Xavier Trias llegó a la alcaldía.

Puigdollers se ha limitado a afirmar que la privatización de la gestión del Parque "no está hoy, en estos momentos, encima de la mesa", aunque no ha querido dar más detalles sobre los motivos que les han llevado a aparcar esta propuesta.

El Parque de Atracciones del Tibidabo ha cerrado otro año con pérdidas -que Puigdollers no ha podido aún cuantificar-, aunque han sido menores que el año anterior, ya que ha subido un 17% el número de visitantes, que ha pasado de 442.693 a 519.106, lejos aún del objetivo de 600.000 usuarios al año que garantizarían cuadrar las cuentas.

De cara a este año 2013, el parque de atracciones inaugurará una nueva noria -que sustituirá a la que se tuvo que retirar a finales de 2010- y se volcará en tratar de lograr más visitantes, especialmente de familias del resto de Cataluña, según ha avanzado Puigdollers.