El Ayuntamiento de Valencia rechaza personarse en el juicio del ‘caso Nóos’

El consistorio se compromete a revisar el precio de los alquileres municipales

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, durante el pleno del Ayuntamiento.
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, durante el pleno del Ayuntamiento.JOSÉ JORDÁN

El último pleno de 2012 en el Ayuntamiento de Valencia trasladó varias de las preocupaciones más notables de los últimos meses: alquileres de las viviendas municipales, deudas con los trabajadores autónomos o la situación de centros educativos. El Gobierno aprobó sin los votos de la oposición el cambio de tarifas en el transporte municipal o los presupuestos para el siguiente ejercicio. Pero rechazó de plano la propuesta de Compromís que solicitaba al consistorio personarse en el juicio del caso Nóos y reclamar los presuntos tres millones que Iñaki Urdangarín y Diego Torres han malversado a través de la fundación Valencia Turismo. “El fiscal conoce sus cuentas, sus estatutos y toda la información de primera mano”, respondió Grau, “y estamos colaborando con la autoridad judicial con absoluta transparencia”.

El gobierno se comprometió a instar a la consejería de Educación a la construcción de nuevos colegios públicos de educación primaria y la revisión de los más deteriorados. Lo hizo tras la participación de dos portavoces del AMPA. “Accedemos por una puerta de madera bajo un símbolo franquista”, explicó Magdalena Cervera, del colegio Teodoro Llorente, “y subimos a clase en una bonita escalinata por donde se resbalan los niños”. El relato de Enrique Díez Cusí, del CEIP Cervantes, también aludió a los desperfectos y la “falta de seguridad” del centro. El punto de la proposición referido a asumir responsabilidades fue tachado de “despropósito” por el concejal de Educación, Emilio del Toro.

Durante la sesión, el concejal socialista Pedro M. Sánchez llamó la atención a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, por hojear una revista. “Es una publicación rusa que tiene 15 páginas dedicadas a Valencia”, se excusó Barberá, “y que alaba lo que vuestros grupos denostan”.

El consistorio también acordó “revisar” el alquiler municipal de la empresa Aumsa. El vicealcalde, Alfonso Grau, desestimó los argumentos del PSPV, EU y Compromís en cuanto a que la alcaldía sufragase el Impuesto de Bienes Inmuebles. “Eso supondría que los pagaran todos los valencianos”, alegó reconociendo que estudiará “barrio por barrio, calle por calle para ajustar los precios al mercado”. El PP rechazó unánimemente la proposición sobre el mantenimiento de subvenciones a las aulas de la tercera edad y la deuda con los autónomos, acusando a la oposición de presentar mociones “al peso, por kilos”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50