Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Alicante le abona a Ortiz 12 millones por servicios públicos

La deuda financiera del consistorio se acerca al tope legal permitido

Para cobrar del Ayuntamiento de Alicante hay que llamarse Enrique Ortiz. Si la semana pasada fueron casi 5 millones los que se abonaron al empresario alicantino, la que viene serán 7,5 por la limpieza de centros escolares y dependencias municipales, así como la de calles y la recogida de residuos: 12,5 millones en total. El pago de la próxima semana se conoció ayer al anunciarse la convocatoria de la Junta de Gobierno local, justo tras un pleno municipal en el que se presentó la liquidación de cuentas del 2011, deficitarias en 25 millones.

Y todo ocurre en un contexto no ilegal, pero sí irregular. Las empresas de Ortiz han venido realizando estas labores de limpieza incluso vencidas las contratas licitadas por el Ayuntamiento de Sonia Castedo, imputada junto al empresario en la trama Brugal. La contrata de limpieza de calles y recogida de residuos caducó el pasado septiembre. La de colegios y dependencias del Ayuntamiento en febrero, siendo adjudicada de nuevo a Ortiz hace unas semanas pese a ser la más cara.

La tardanza del equipo de gobierno en volver a sacar a concurso estas concesiones propicia que el adjudicatario siga por inercia. La otra opción es asumirlas con empleados públicos, opción nunca contemplada por el equipo de Gobierno, pese a poseer toda la infraestructura de limpieza (caminos, planta de residuos, etc.).

En la oposición han mostrado su desconcierto con este tipo de situaciones, que también se dan en el suministro eléctrico, pagado a la empresa Nexus, sin contrata alguna desde 2010. Este “descontrol en el gasto” propicia que, en casos como el de Ortiz, “las licitaciones tengan sobrecostes de hasta 10 millones sobre el presupuesto inicial, que pasó de 32 millones a 42 por gastos extraordinarios. Unos 500.000 euros al mes”, apuntó el edil de Esquerra Unida, Miguel Ángel Pavón.

El portavoz socialista, Miguel Ull, lamentó que se estén pagando durante meses servicios al margen de las contratas y que siempre cobre el mismo: “Está claro que aquí el único que cobra al día es el señor Enrique Ortiz, independientemente de la situación de las arcas municipales”.

Mucho se habló del dinero en el pleno municipal de ayer en el que también se aprobó el Plan Económico Financiero para 2012-2014, que incluye entre varias medidas la subida del IVA y del impuesto de vehículos. El edil de UPyD, Fernando Gomis, advirtieron sobre el volumen que está adquiriendo la deuda financiera que ya asciende a 173 millones, a solo 14 de los 187 que marca el Estado como límite.

Ni por esas fructificó la propuesta de Miguel Pavón, edil de Esquerra Unida, para reducir el 15% de los sueldos de ediles y asesores, el número de estos últimos y de los coches oficiales, entre varias medidas. Su cálculo era de un ahorro cercano a los 850.000 euros que irían a parar a un fondo social.

La propuesta fue tumbada por la mayoría del PP y calificada como un “brindis al sol”. Justo antes de la votación, la alcaldesa Sonia Castedo había invitado a los ediles de PSPV y EU a rebajarse el sueldo en ese mismo momento, propuesta que fue rechazada al considerar la oposición que la moción sería así incompleta.

Castedo se apresuró a comentar: “Esto es la oposición, a esto es a lo que juega” rematando la moción con la broma del día: “Les anuncio hoy, día del fin del mundo, que no es el fin de la demagogia de la oposición. Ni uno solo va a renunciar a nada”.