“La cultura no es un lujo ni un capricho”

Centenares de profesionales protestan contra los recortes y planes del Consell

Protesta de los profesionales de la cultura de la Generalitat, anoche, en la plaza de la Virgen de Valencia
Protesta de los profesionales de la cultura de la Generalitat, anoche, en la plaza de la Virgen de ValenciaJOSÉ JORDÁN

Entre las múltiples protestas y manifestaciones protagonizadas por buena parte de los diferentes colectivos sociales en los últimos meses, la de anoche destacó por su puesta en escena. No en vano, se concentraron centenares de profesionales de la cultura valenciana contra los planes de la Generalitat de reducir en un 40% la plantilla de los institutos y fundaciones y de englobar todos ellos en el macroholding Culturarts. Para afirmar que “la cultura no es lujo accesorio que una sociedad se permite como un capricho en épocas de abundancia”.

Miembros del prestigioso Cor de la Generalitat entonaron el popular villancico de Noche de paz, con la letra adaptada: Què és Cultuarts?/ Ningú ho sap./ Quan sabrem què passarà?/ Lola Johson ens deixa penjats/ Català diu que ens vol escoltar./ On anem a parar/ amb la cultura i les arts”. Se referían a la anterior consejera de Cultura, Lola Johnson y a la actual, María José Català, que abrió los brazos al diálogo cuando tomó posesión pero aún no ha llegado a cerrarlos. Y en ese espacio de incertidumbre se mantiene el futuro de 800 trabajadores de la Generalitat.

Según los planes del Consell, sancionados por decreto, todos los institutos (a excepción del IVAM), como el de la Música, el del Audiovisual (Filmoteca) o el Conservación y Restauración, las fundaciones del Palau de les Arts o la de la Llum de les Imatges, Castelló Cultural y Teatres de la Generalitat deberían desaparecer para integrarse en el paraguas de Culturarts el 31 de diciembre. Un calendario que se antoja muy complicado de cumplir.

De todo ello se habló en la concentración de ayer en la plaza de la Virgen de Valencia. De fondo se oía la Novena de Beethoven, con su popular último movimiento bautizado como Himno de la alegría. Los trabajadores del Palau de les Arts había colocado un aparato de música para ampliar una obra que se interpretó este pasado fin de semana con gran éxito en la ópera valenciana.

El éxito de la Filmoteca se ha labrado a través del tiempo. Sus trabajadores han sido de los más activos en su oposición a la disolución de la misma. Anoche también estaban presentes, como el resto de representantes de los institutos y de CC OO, que fueron los convocantes de la concentración. Recibieron numerosos respaldos desde el IVAM, hasta el resto de sindicatos, pasando por todos los partidos de la oposición y numerosas asociaciones y colectivos del ámbito cultural. El diputado socialista Juan Soto, la concejal de Compromís Consol Castillo o la miembro del Consell Valencià de Cultura Glòria marcos, estaban entre los asistentes.

¿Qué pasará con los distintos programas de cultura, que es objeto del mayor recorte de todos los capítulos, con un 34%, en los presupuestos para 2013 aprobados ayer por las Cortes?

El manifiesto leído, entre otros, por la periodista cultural, recién despedida en el ERE de Ràdio 9, Reis Juan, incidía en estos aspectos, después de sentar una premisa: “La cultura es esencial, sobre todo en tiempos difíciles, porque nos permite conservar la memoria colectiva, dotarnos de las herramientas necesarias para analizar el contexto en que vivimos y afrontar sus retos”,

Los trabajadores reunidos pidieron a la consejera de Cultura, María José Català, que se “repiense” ese proyecto el proyecto de Culturats. Con el lema En defensa de la cultura, las entidades celebran esta tarde una concentración en la plaza de la Virgen de Valencia, según fuentes de los organizadores, que confían en que la consejera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, “se repiense CulturArts”.

A juicio de los convocantes, Culturarts supone “un golpe más a la cultura que necesita la ciudadanía valenciana, la desestructuración de las instituciones culturales públicas y la renuncia a cumplir las funciones encomendadas”. Por ello, exigieron a la nueva consejera la “recuperación de la autonomía de los organismos culturales”, una gestión “eficaz y un ahorro real” y la “conservación” de la cultura valenciana. También unas instituciones públicas culturales que ofrezcan oportunidades de los sectores de creación y que estén abiertas a las necesidades reales del conjunto de la ciudadanía.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción