Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El recorte salarial a los funcionarios será inferior al 7%

Feijóo alega que los trabajadores públicos perderán menos que con la supresión de la extra de Navidad

No ha pronunciado la palabra recorte ni reducción salarial. Es más, el presidente de la Xunta lo ha presentado como una medida favorable, que permitirá que los empleados públicos de Galicia cobren más el próximo año que este. Pero, entre eufemismos y comparaciones engañosas, al final Alberto Núñez Feijóo ha venido a reconocer este mediodía que su Gobierno recortará el sueldo de los funcionarios en 2013, aunque, eso sí, por debajo del 7% que perdieron los trabajadores de la Administración en el actual ejercicio debido a la supresión de la paga extra de Navidad.

"Los funcionarios cobrarán más en 2013 que en 2012. Y les vamos a reponer parte de lo que perdieron por la extra de Navidad", ha insistido Feijóo en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, cuando los periodistas le preguntaban con insistencia por los planes para recortar los salarios de los empleados públicos, adelantados por EL PAÍS.

Las explicaciones posteriores del presidente aclararon la supuesta paradoja. La Xunta presentará mañana a los sindicatos de la función pública una propuesta de reducción salarial, probablemente a través de los complementos específicos de sus sueldos, que no se ha concretado y que figurará en el proyecto de ley de Presupuestos para 2013 que se aprobará la semana que viene. El recorte será progresivo y proporcional al nivel de ingresos y no llegará en ningún caso al 7%. Como el Gobierno central mantiene de momento la paga navideña para el próximo año, eso ha permitido a Feijóo proclamar que los funcionarios cobrarán más en 2013.

El presidente ha justificado la medida por la necesidad de reducir el déficit público el próximo año del 1,5% al 0,7%, y la menor capacidad de endeudamiento que tendrá la Xunta (400 millones de euros menos en 2013). La noticia ha corrido como la pólvora desde primera hora de la mañana en San Caetano, sede de los servicios adoministrativos de la Xunta, donde los sindicatos ya han repartido folletos rechazando la medida cuyos detalles no se conocerán hasta mañana. Dos centenares de funcionarios se concentraron a mediodía e hicieron una parodia del reparto de regalos navideños.