Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez abre juicio contra el exconsejero Cartagena por fraude fiscal

El delito se habría cometido en la gestión de Metrored, antiguo patrocinador del Valencia CF

Para los 13 acusados se solicitan fianzas de hasta ocho millones de euros

El exconsejero de la Generalitat valenciana Luis Fernando Cartagena.
El exconsejero de la Generalitat valenciana Luis Fernando Cartagena.

El juzgado de primera Instancia e Instrucción  número 5 de Paterna ha abierto juicio oral por un delito de fraude fiscal contra el exconsejero Luis Fernando Cartagena y otras doce personas, para las que se piden fianzas que oscilan entre el millón y los cerca de ocho millones de euros.

Según han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia valenciano, la titular del juzgado también incluye en el proceso a las empresas Metrored, Voyager Tecnológica, Dania Servicios Telefónicos, Unión de Valores, y Cartera Metrored, para las que pide cerca de 40 millones de euros de fianza.

El operador valenciano de telecomunicaciones, Metrored, que fue patrocinador del Valencia CF, en cuyo consejo se sentó Cartagena y que se sitúa en el centro del procedimiento judicial, se declaró en concurso de acreedores en noviembre de 2008, y acordó la intervención de las funciones de disposición y administración de la empresa.

Cartagena, que formó parte del Gobierno valenciano durante la presidencia del popular Eduardo Zaplana ya fue condenado por la justicia. Actualmente trabaja como asesor de la Cámara de Comercio de Valencia.

Los problemas para Cartagena por asuntos aparentemente oscuros comenzaron en marzo de 1998, cuando presentó su dimisión como consejero de Obras Públicas después de conocerse unos informes del Instituto de Robótica de la Universitat de València en los que se le atribuían la titularidad de cesiones de crédito no declaradas a Hacienda. Ese caso permanece, sin embargo, inconcluso.

En 2002, por el contrario, Cartagena fue procesado y condenado en por la Audiencia Provincial de Alicante a cuatro años de prisión y seis años de inhabilitación por los delitos de malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil al haberse quedado con el dinero de unas monjas.

El tribunal consideró probado que en 1993, siendo alcalde de Orihuela, Cartagena recibió ocho millones de pesetas de las Hermanas Carmelitas y en vez de ingresarlo en las arcas municipales "lo hizo suyo".