Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFRAESTRUCTURAS

El aeropuerto de Loiu aumenta de pasajeros antes de bajar en 2013

Jon Gangoiti dice que la voluntad de la Cámara de Comercio es que Bilbao Air siga funcionando

Jon Gangoiti, en la rueda de prensa en el aeropuerto de Loiu.
Jon Gangoiti, en la rueda de prensa en el aeropuerto de Loiu. efe

El aeropuerto de Loiu ha conseguido sortear este año la crisis y ha aumentado su número de pasajeros un 3,7 % hasta el 30 de noviembre, pero las perspectivas para el año que viene son perder viajeros debido a la situación económica.

El director de la sociedad que se dedica a la promoción del aeropuerto de Loiu -Bilbao Air-, Jon Gangoiti, ha hecho hoy balance de la situación del aeródromo, que afronta 2013 sin grandes novedades en cuanto a vuelos y varias incógnitas debidas a la situación económica en general y de las compañías aéreas, como Iberia, en particular.

Hasta el 30 de noviembre el tráfico de pasajeros por Loiu ha aumentado un 3,7 %, algo inesperado: "el año pasado a estas alturas firmábamos el crecimiento cero", ha reconocido Gangoiti. De hecho, sólo Bilbao y Barcelona entre los aeropuertos españoles han aumentado su movimiento. Barajas ha bajado un 8,8 %.

Los buenos datos se han debido a dos factores: las nuevas líneas y destinos, con la incorporación de compañías de bajo coste como Ryanair o Easyjet que mueven muchos pasajeros, y el aumento del tráfico internacional porque las empresas se han volcado en la exportación.

Anuncia una conexión con Oslo a partir del próximo 1 de junio

Los datos reflejan estas tendencias: el tráfico nacional, que supone el 65 % del total, ha bajado un 1,5 %, perjudicado sobre todo por el descenso de los vuelos de vacaciones. Todos los destinos de sol y playa, como Lanzarote, Tenerife o Palma, han caído.

En cambio, el tráfico internacional, que supone el 35 % Del total, ha subido un 15 % este año. Londres sigue siendo el destino más buscado por los pasajeros bilbaínos, seguido de París. Los buenos resultados de este año, cuando se espera acabar con 4.177.000 viajeros, la misma cifra que en el 2008 y a cien mil pasajeros del año récord, el 2007 -en plena época de expansión económica, ha recordado Gangoiti- van a cambiar el año que viene.

Gangoiti ha reconocido que las previsiones económicas de la UE, que "no son buenas" y las de España en concreto, que son peores, hacen prever que baje el número de viajeros el año que viene, aunque no se ha atrevido a dar un porcentaje, debido a las incógnitas pendientes.

Por ejemplo, la difícil situación de Iberia, y de rebote si afectará a Vueling, comprada por Iberia al cien por cien y que es la compañía que más pasajeros mueve en Bilbao; además, se espera que sigan bajando los vuelos vacacionales y se han restringido los viajes de negocios o al extranjero, que habían funcionado bien hasta junio de este año.

Respecto a los nuevos vuelos, está paralizada la posibilidad de establecer intercontinentales, tras negociar en los últimos años con Miami y Nueva York.

Gangoiti ha avanzado que se pueden cerrar en un corto plazo vuelos a ciudades europeas, pero ha preferido no dar nombres hasta que concluyan las negociaciones. Sí ha admitido que es obvio el "agujero" en el mapa de las conexiones desde Bilbao: los países nórdicos, que se paliará el 1 de junio del año con una conexión ya anunciada con Oslo.

El director de Bilbao Air también ha aprovechado para posicionarse en contra de la supresión del servicio médico en el aeropuerto vizcaíno y para insistir en la necesidad de ampliar las instalaciones, para que cuando vuelvan los buenos tiempos el aeropuerto esté preparado.

Para ello ha pedido que se siga adelante con un proyecto de ampliación: "Si no se puede hacer en tres años, se haga en seis pero que no se paralicA".

Respecto a la situación de la propia promotora Bilbao Air, ha comentado que la voluntad de la Cámara de Comercio, -accionista mayoritario con el 30 %- es que siga funcionando el año que viene.

Los socios -además de la Cámara, el Gobierno Vasco, la Diputación y varios ayuntamientos- han realizado una ampliación de capital para cubrir las deudas que tenía, de manera que a día de hoy Bilbao Air no tiene un solo acreedor.