Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luces más cálidas y blancas para Barcelona

El Ayuntamiento iniciará el cambio de la iluminación de las calles a partir de enero

Barcelona reconvertirá toda su iluminación pública para alumbrar la ciudad de forma más clara, cálida y eficiente. El Ayuntamiento ha presentado hoy el nuevo Plan de Iluminación, que se pondrá a partir de 2013 y prevé dotar a la ciudad de más luz a un coste menor.  El nivel lumínico, la uniformidad del alumbrado y la eficiencia energética son algunos de los objetivos que se pretende mejorar con el nuevo plan de iluminación de la ciudad. “Vamos a iluminar diferente para gastar mucho menos y hacer el sistema más eficiente”, ha explicado el alcalde, Xavier Trias.  Aunque el consistorio está a la espera de la aprobación de los presupuestos de 2013 para concretar la inversión que supondrá el proyecto, el responsable de Hábitat Urbano de la ciudad, Antoni Vives, ha avanzado que ya tienen medio centenar de calles en las que el desarrollo del alumbrado está “muy definido”.

Se iluminarán más las aceras que la calzada, para dar una mayor sensación de seguridad a los viandantes. Además, el proyecto pretende personalizar edificios, monumentos y calles con la intención de ubicar mejor al ciudadano. Vives ha apostado por un tipo de luces que tienda “a aclararse y hacerse más cálido”, frente al amarillo de las lámparas de vapor de sodio que domina ahora la ciudad.

Para la elaboración del plan de iluminación, el ayuntamiento ha analizado alrededor de 180 vías de todo tipo en la ciudad y ha puesto en marcha varios sistemas de alumbrado urbano en algunos puntos de la capital catalana como la calle Galileu, donde se han colocado luces de LED a cinco metros de altura, para evitar las zonas de sombra provocadas por los árboles y priorizar las zonas de peatones. En la avenida Josep Tarradellas, también se han incorporado sensores de presencia que aumenta la intensidad de luz cuando pasan viandantes o vehículos a menos de 30km/h y en el monumento a Mossèn Cinto Verdaguer se ha trabajado el alumbrado en la ornamentación para potenciar la visión de conjunto.

Las tecnologías, como las luces de LED o los sistemas de telecontrol, jugarán un papel importante para optimizar el consumo energético y fomentar el equilibrio entre el orden estético y funcional. El plan tiene previsto ponerse en marcha a partir de enero con el inicio de los primeros proyectos de remodelación lumínica de las calles y, a lo largo del primer semestre del año, se cerrarán los modelos de implicación público-privada para el alumbrado ornamental.