Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSC e ICV piden el cese de Puig por negar el uso de proyectiles en el 14-N

En un vídeo se ve a un ‘mosso’ disparando cerca de donde una mujer perdió el ojo

ERC dice que el consejero miente o fue engañado

Felip Puig en su comparecencia en el Parlament para explicar la actuación de los Mossos d’Esquadra el 14-N.
Felip Puig en su comparecencia en el Parlament para explicar la actuación de los Mossos d’Esquadra el 14-N.

“En el paseo de Gràcia no se lanzó ningún proyectil. Sí se lanzaron dos salvas”, aseguró el pasado lunes el consejero de Interior en funciones ante la comisión permanente del Parlamento catalán. Felip Puig exculpó a los Mossos d’Esquadra de ser los responsables de la lesión sufrida por Ester Quintana, quien perdió un ojo el día de la huelga general del 14 de noviembre. Un vídeo, difundido por Solidaritat y Comunicació (Sicom) pone en duda las vehementes afirmaciones del consejero. En las imágenes se aprecia con claridad cómo un agente antidisturbios, situado en la confluencia del paseo de Gràcia con la plaza de Catalunya, dispara con un arma hacia la ronda de Sant Pere. Quintana sufrió la herida a escasos metros de allí, en la calle de Casp. “Por la longitud el arma parece una lanzadera”, comentó un portavoz del sindicato policial SPC. A diferencia de las escopetas de pelotas, “que son más largas y que apenas permiten apuntar el disparo”, las lanzaderas son más cortas y permiten “un mayor rango de puntería”.

Puig había reiterado en sede parlamentaria que “solamente se dispararon proyectiles de lanzadora de 40 milímetros en la zona de la avenida de la Catedral y en la Vía Laietana a la altura de la plaza Urquinaona”. Ante las nuevas evidencias, adelantadas ayer por El Periódico, PSC e ICV solicitaron la destitución de Puig como el responsable político de los mossos. ERC, por su parte, exige una explicación al consejero. El diputado electo de ERC Oriol Amorós, aseguró: “Queremos saber si Puig lo sabía o no y qué ocurrió ese día”.

Los tres partidos también exigieron al consejero de Interior en funciones la “paralización inmediata” del uso de pelotas de goma para reprimir a los manifestantes. “Hay dos posibilidades. Felip Puig engañó al Parlament, lo que sería inaceptable, o desconocía lo que ocurrió, es decir lo engañaron a él”, aseguró ayer Oriol Amorós, diputado de ERC.

En similares términos se manifestó Jaume Bosch, diputado electo de la formación ecosocialista ICV: “O mintió a la diputación permanente, lo que sería gravísimo, o no controla lo que ocurre en los Mossos d’Esquadra. En cualquier caso, con la difusión del vídeo se le ha desmontado toda la explicación”.

El socialista Xavier Sabaté recordó que “ya son demasiadas las ocasiones en que se producen incidentes”, en referencia a los altercados durante el 15-M o la agresión que sufrió un menor a manos de un mosso en Tarragona el mismo 14 de noviembre. “Puig demuestra constantemente que no se ocupa de la seguridad de las personas, su principal cometido como responsable de Interior. Por ello, como ya le dije el lunes, debe considerar su cese como consejero”, dijo Sabaté.

En el vídeo difundido por Solidaritat i Comunicació (Sicom) se ve cómo un mosso, situado en la confluencia del paseo de Gràcia con la plaza de Catalunya, apunta y dispara con una lanzadera hacia la ronda de Sant Pere. “Este tipo de arma permite disparar proyectiles similares a media pelota de golf con una anchura de 40 milímetros. Con ellas no se pueden disparar salvas”, aseguró David Miquel, portavoz del sindicato policial SPC.

La grabación contradice la versión mantenida por Felip Puig en el Parlamento catalán el lunes. El consejero de Interior en funciones llegó a afirmar que “por parte de los mossos no se disparó ningún tipo de proyectil en el paseo de Gràcia”.

Ayer, una portavoz de su departamento reconocía que la policía catalana disparó proyectiles una hora después de que Ester Quintana sufriera la agresión, que le provocó la pérdida del ojo izquierdo. “Era evidente que había pelotas de goma. El vídeo no hace más que demostrarlo”, opinó Amorós.

Quintana, de 42 años, presentó el miércoles una querella contra el agente que le disparó y contra el responsable de la Brigada Móvil de los Mossos d’Esquadra. La mujer aporta el testimonio de 15 testigos presentes durante los hechos, quienes aseguran que presenciaron el disparo. Además cuenta con varios partes médicos del hospital de Sant Pau que demuestran que perdió el ojo por el impacto de un objeto compatible con una pelota o proyectil.

Las frases de Puig

 “Insisto, no se lanzó ninguna pelota de goma a lo largo del 14 de noviembre en el paseo de Gràcia”.

 “Por la información que tenemos no puede ser posible que sea un proyectil lanzado por los Mossos d’Esquadra”.

“Los proyectiles de lanzadera de 40 milímetros solo se lanzaron en la zona de la avenida de la catedral y la Via Laietana”.

“Entre las 20.48 y las 20.52 se produjeron lanzamientos de objetos por parte de individuos y grupos, algunos encapuchados, en la zona del paseo de Gràcia, entre plaza Catalunya i la calle Casp”.

Los abogados de la demandante, que mantienen que las cargas policiales se produjeron en una situación en que “no había alborotos ni riesgo para la integridad de nadie”, han solicitado al juez que revise las grabaciones de las cámaras de seguridad presentes en la zona. También quieren que un médico forense examine la herida de Quintana para confirmar si la herida fue provocada por un proyectil de los mossos.

ERC, ICV y PSC recuerdan que la policía autónoma vasca dejó de utilizar las pelotas de goma hace unos meses tras la muerte de un manifestante. Siete personas han perdido un ojo en Cataluña en los últimos 10 años por este tipo de armas.

Los republicanos consideran que Puig debe abrir una “investigación y depurar a los miembros de la Brigada Móvil”, porque los agentes no aplicaron el protocolo a seguir en estos casos. Es decir, “no informaron por megafonía ni dispararon salvas de aviso”. Bosch (ICV) mostró su perplejidad porque “el lunes Puig dio una versión y tres días después su departamento le desmiente. Es muy fuerte”. Sabaté concluyó que el consejero carece “de toda credibilidad”.

Durante su comparecencia “Puig jugó constantemente al equívoco”, dijo Bosch. “Primero aseguró que no se habían disparado proyectiles sino salvas. Después trató de confundirnos entre pelotas de goma y proyectiles de lanzadera. No sabemos qué impactó en el ojo de Ester, pero está claro que no fue una botella ni una piedra”.

El dirigente de ICV reiteró su petición de que el Parlamento emita un informe sobre las pelotas de goma antes del 31 de diciembre, tal y como se comprometió Interior, cuando CiU y PP impidieron que se creara una comisión para estudiar su uso la pasada primavera.

Más información