Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villanueva: “Ni he estado nunca en casa de Flores, ni este señor en la mía”

El vicealcalde niega que otorgara trato de favor al organizador de la fiesta de Halloween

Asegura que solo conocía al empresario por su cargo como concejal de Economía

El vicealcalde, durante la comparecencia.

El vicealcalde de la capital, Miguel Ángel Villanueva (PP), ha comparecido esta mañana ante la comisión de investigación de la fiesta de Halloween en la que murieron cinco jóvenes para aclarar algunos aspectos que le atañen personalmente, y explicar además las actuaciones del Ayuntamiento, toda vez que la alcaldesa, Ana Botella, se ha negado a comparecer y también rechaza responder a las preguntas de la prensa. "Ha pasado más de un mes y nadie ha asumido ninguna responsabilidad. Lo tendría que explicar la alcaldesa, pero no va a venir ni se la espera, así que se lo tenemos que preguntar a su número dos", ha criticado la oposición.

Respecto a su responsabilidad personal, el portavoz de UPyD, David Ortega, ha recordado que Villanueva casó al socio y hermano del organizador del evento, y celebró su cumpleaños en uno de los muchos locales de ocio de este empresario. "Me gustaría responder a las insinuaciones que se han hecho sobre un posible trato de favor por el grado de conocimiento que yo tenía con este empresario. Puedo afirmar que jamás se ha producido en el ámbito de mis competencias adjudicación alguna relacionada con este empresario durante todos mis años en el Ayuntamiento", ha explicado el vicealcalde. "Y como tengo la conciencia tranquila, entrego mis declaraciones de bienes y de la renta", ha añadido, aportando aparentemente esos documentos a la comisión.

"Dado que yo no le adjudicado nada a esta empresa, yo no soy responsable de lo que haya hecho; si ha hecho algo malo, que recaiga sobre él todo el peso de la ley. El grado de conocimiento que haya tenido con este empresario no ha implicado ningún trato de favor", ha añadido Villanueva. "Este empresario ha ejercido varios cargos de representación, incluido el de vocal de la Cámara de Comercio, y mi grado de conocimiento es fruto de esos puestos, dado que yo he sido responsable del área municipal de Economía durante ocho años. Casé a un hermano suyo, pero hacerme responsable de él es excesivo; he celebrado 17 bodas, y por lo general no conocía a los contrayentes. Y ni he estado nunca en casa de este señor, ni este señor ha estado nunca en la mía".

Como vicealcalde, Villanueva es responsable de la coordinación de todos los servicios públicos de cara a la celebración de la fiesta. Él ha explicado que esa coordinación sólo se refiere a actos en la calle, no en recintos cerrados; tanto la Policía Municipal como el Samur hicieron un despliegue preventivo en los alrededores del recinto; en el caso de los servicios de emergencia, se hizo sin el tiempo necesario para programarlo, según ha denunciado su responsable político a la comisión de investigación.

También se le ha preguntado a Villanueva por qué el Ayuntamiento consideró al empresario merecedor de un trato preferente pese a tener deudas con la Seguridad Social y con Hacienda. El vicealcalde ha señalado que esas preguntas le corresponde responderlas a los gerentes de la empresa municipal que gestiona el pabellón. El líder municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha indicado que, en su opinión, sí existió trato de favor al empresario, aunque no necesariamente por parte del vicealcalde. "Entraba como Pedro por su casa en el Ayuntamiento, aunque no sepamos por qué puerta", ha ilustrado.

"Usted ha sido siete meses durante este mandato presidente de Madrid Espacios y Congresos", la empresa municipal que gestiona el pabellón donde se celebró la fiesta, ha añadido Lissavetzky, para preguntarle sobre la falta de seguridad del edificio. El líder socialista ha destacado a este respecto que el Ayuntamiento encargó un proyecto a un despacho de arquitectos para subsanar las deficiencias del pabellón, con un presupuesto de 4,5 millones de euros, "pero luego lo dejó en un cajón".

Villanueva ha respondido a estas cuestiones que sus funciones en la empresa municipal no eran ejecutivas, papel que le correspondía a sus gerentes, y ha añadido que no tuvo noticia del informe de Urbanismo que denunció deficiencias en 2010. Tanto Ortega como Lissavetzky le han preguntado además a Villanueva por la rueda de prensa que dio la mañana siguiente de la tragedia, en la que no cuestionó los datos de aforo proporcionados por el organizador, y aseguró que, en contra de lo que se ha ido descubriendo después, el pabellón sí cumplía todas las normas de seguridad.

Villanueva ha explicado esta mañana que, en su primera comparecencia, advirtió de que la información era "provisional" y se basaba, en el caso del aforo, en datos comunicados por el organizador. "Di esos datos en un ejercicio de transparencia. Si el organizador ha mentido, que caiga sobre él todo el peso de la ley", ha zanjado.

"Estoy dispuesto a asumir mi parte de responsabilidad", ha zanjado Villanueva, que ha destacado la total transparencia y las explicaciones "sin precedentes" dadas "en todo momento" por Botella, que "demuestran su talla política". Y ha terminado su comparecencia desgranando lo que a su juicio son las conclusiones de la comisión, que aún no se ha cerrado y cuyas conclusiones no le corresponde a él emitir. El presidente de la comisión, Pedro Corral (PP), no le ha interrumpido pese a que había agotado su tiempo de largo incluso antes de empezar a leerlas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >