Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía desaloja a 14 vecinos que se habían encerrado en el hospital de Parla

Estaban instalados en la gerencia del centro para reclamar la devolución de pancartas retiradas

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desalojado en la tarde del miércoles a un grupo de 14 vecinos de Parla que se había encerrado hacia las 14:00 horas en la gerencia del Hospital Infanta Cristina con la intención de pedir la devolución de las pancartas (en algunos casos sábanas) retiradas del centro durante la madrugada del miércoles al jueves. Según las declaraciones de varios trabajadores del Hospital y vecinos del municipio, recogidas por la Cadena Ser, a las cuatro de la madrugada del miércoles un grupo de personas ha entrado al Hospital y ha retirado las pancartas que desde hace tres semanas habían colocado los propios empleados y en las que se podían leer lemas como "Basta ya, no te dejes engañar" o "La salud no es un negocio. No a la privatización".

Esta retirada de carteles se produce después de la orden emitida por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en la que insta a la retirada "inmediata" de carteles en dependencias y centros de salud en los que se recojan lemas sobre el pago de cantidades económicas por servicios sanitarios. Pasadas unas horas de iniciarse el encierro, a las 17.30 horas, los vecinos han sido desalojados por la policía. La gerente del Hospital les ha emplazado a mantener un encuentro mañana.

Por su parte, los vecinos explican que el material utilizado para la elaboración de los carteles, y los propios carteles, tienen un valor cercano a los 600 euros, informa Europa Press. También han denunciado la desaparición de un número “bastante alto” de hojas con firmas en contra del proceso de privatización de la gestión de los hospitales, que los profesionales llevaban recogiendo desde que comenzaron las movilizaciones.

Francisco Sánchez, uno de los vecinos que ha protesta frente a las dependencias de Gerencia del centro, ha especificado que un grupo de catorce personas, empleados de limpieza y seguridad del centro, retiraron de madrugada todas las pancartas que había dispersas por las paredes del hospital, a pesar de que aún se mantiene el encierro indefinido de trabajadores.

Rafael Paredes, otro de los vecinos implicados en el encierro, ha denunciado que se trata de "un ataque a la libertad de expresión", ya que estas pancartas "son propiedad de toda la ciudadanía". Paredes además ha añadido que no han podido hablar con la gerente del centro, pero sí con miembros de la dirección que les han pedido que abandonaran en el Hospital, a lo que se han negado. Además ha añadido que son vecinos los que protestan porque no quieren que ningún empleado sea señalado por esta protesta. Los vecinos también han señalado que es la Consejería de Sanidad la que les ha llevado "a hacer esto" y han realizado un llamamiento para que el resto de la ciudadanía apoye su protesta.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram