Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Iniciativa a Mercurio

La investigación arranca con un robo de documentos en la sede del partido

Un empresario confió en Iniciativa per Catalunya Verds y explicó a dirigentes del partido ecosocialista en Sabadell los presuntos tejemanejes del gobierno local en la adjudicación de obras públicas. El confidente aportó una serie de documentos que el partido guardó con celo en su sede y que apuntaban a un posible caso de corrupción urbanística. En enero de 2010, sin embargo, el local fue asaltado. Los ladrones apenas dejaron rastro: entraron con llaves y abrieron la caja fuerte (escondida en un armario) sin dañarla. Pero se llevaron consigo parte de la documentación, guardada en dos ordenadores que también fueron sustraídos.

El día 25 de ese mes, la vicepresidenta de ICV en la localidad, Carme García, denunció el robo a los Mossos d’Esquadra. La denuncia afirmaba que los responsables había “accedido” a la sede “para sustraer información del partido sobre intereses públicos para la ciudadanía” y expresaba sus sospechas de que podía ser obra de dos exmiembros del partido que disponían de copia de las llaves. Esas dos personas, abundaba la denuncia ante la policía, habían sido expulsadas en 2007 por “deslealtad al facilitar información de ICV al Gobierno municipal del PSC de Sabadell”.

Los Mossos d’Esquadra vieron más allá del simple robo y pusieron la documentación en manos de la Fiscalía Anticorrupción. El fiscal Fernando Bermejo se valió de ese y otros elementos para iniciar las pesquisas de la operación Mercurio que ayer culminaron con la imputación del alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, entre otros cargos electos, empresarios, funcionarios y abogados. Entre los primeros indicios, se encuentra también uno de los presuntos intermediarios que gestionaba el dinero entre los implicados.

En una rueda de prensa multitudinaria convocada poco después de que los Mossos le comunicaran que estaba imputado en la causa, Bustos optó por no comentar el asunto del robo. Y ahondó en la hipótesis de que el origen del caso está en la denuncia de Iniciativa. “No voy a permitir que una denuncia de un partido político pueda provocar sobre mí la más mínima duda”, dijo el edil.

Bustos comparó su caso con el del presidente de la Generalitat, Artur Mas, que la semana antes de las elecciones fue acusado de poseer cuentas en Suiza y de haber cobrado comisiones ilegales del caso Palau. Un borrador de informe policial publicado por El Mundo —de cuya existencia ni el Ministerio del Interior tiene constancia— le puso en la picota y agitó la campaña electoral. “Estos días se ven muchas denuncias a políticos que, luego, acaban siendo lo que son”, dijo el alcalde de Sabadell.

“Un inocente no ha de dimitir de sus responsabilidades, sino afrontarlas”, dijo Bustos, que pidió “celeridad” a la justicia para “demostrar” su honestidad y “recuperar la confianza” de sus vecinos ante una situación “no esperada y desconcertante”.

Más información