Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición carga contra un consejero de Hacienda en trance de ser imputado

Vela rechaza comentar la supuesta entrega a Blasco de un informe

La izquierda pide a Fabra que adopte medidas

El consejero de Hacienda, José Manuel Vela, esta mañana en el pleno de las Cortes.
El consejero de Hacienda, José Manuel Vela, esta mañana en el pleno de las Cortes.

La oposición ha arremetido esta mañana en las Cortes Valencianas contra el consejero de Hacienda, José Manuel Vela, por la supuesta filtración de un informe del caso de las ayudas a la cooperación al exconsejero Rafael Blasco, que está imputado. La juez instructora del caso en el Tribunal Superior de Justicia valenciano, María Pía Calderón, ha mandado al ministerio fiscal que investigue si Vela ha cometido un delito de revelación de secretos al entregar supuestamente un informe destinado al tribunal a Blasco.

José Manuel Vela no ha hecho declaraciones a su llegada al pleno de las Cortes Valencianas en el que se ha debatido el proyecto de Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2013. Mientras, el exconsejero Rafael Blasco, al que Vela supuestamente entregó en un sobre un informe de la Intervención General de la Generalitat sobre el caso del saqueo de las ayudas a la cooperación, ha puesto en su escaño la cara de circunstancias de sus peores momentos. La filtración del informe sobre su caso ha planeado sobre todo el pleno.

Vela ha ignorado el asunto y ha salido a defender la Ley de Acompañamiento, que modifica 20 leyes. Pero la oposición no ha dejado pasar la ocasión para pedir explicaciones sobre la filtración. El socialista Julián López ha pedido a Vela que se explique: "Si no lo hace, exigiremos responsabilidades a quien le mantiene". El diputado ha cargado contra la corrupción como un factor de la crisis. "No han fracasado los valencianos, ha fracasado el PP", ha asegurado.

"Hace 48 horas ocurrió aquí algo que merece una explicación", ha insistido López en referencia al pleno del pasado martes, en el que Vela pasó dos sobres a la bancada popular. Uno para el viceportavoz popular Rafael Maluenda y uno para Blasco, que lo abrió bajo su mesa. La magistrada del TSJCV Pía Calderón, encargada del caso de la cooperación, ha pedido a la Fiscalía que analice la supuesta filtración a Blasco de un informe pedido por el juzgado de instrucción que inició la investigación. Vela lo niega, pero el presidente Alberto Fabra ha afirmado que abrirá una investigación al respecto.

El popular José Mari Olano ha acusado al PSPV de estar infectándose de "extremismo" porque insiste en denunciar la corrupción, Por su parte, Lluís Torró, de Esquerra Unida del País Valencià, ha afirmado que “el Consell se ahoga en un océano de problemas” relacionado con la corrupción y el despilfarro.

Mientras tanto, la socialista Eva Martínez ha pedido en declaraciones a los periodistas en los pasillos de las Cortes que la Generalitat se persone en el caso Nóos, una vez se conocen los informes de la fiscalía, que se refieren a que “no existía necesidad de contratar” los servicios que pagó la Generlitat Valenciana a la entidad de Iñaki Urdangarin. Martínez recordó que la consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Lola Johnson, “afirmó en sede parlamentaria que existían los expedientes de los contratos y las facturas” de los cerca de cuatro millones de euros que pagó el Consell, entonces presidido por Francisco Camps.

“Es absolutamente falso”, ha señalado la diputada, que ha pedido a Fabra que adopte medidas. El portavoz socialista en las Cámara valenciana, Antonio Torres, ha precisado que si su grupo pide que se persone la Generalitat no es para hacer lo que ha hecho en los casos Gürtel y Blasco sino “para defender los intereses de los valencianos”. Esta alusión ha dado pie a Martínez a insistir en que adopte medidas sobre el consejero Vela.

Dentro del hemiciclo, durante el pleno, Mireia Mollà, de Compromís, ha dicho que el consejero de Hacienda "es la primera víctima Blasco", sugiriendo que el exconsejero de Cooperación y exportavoz parlamentario del PP presiona al Consell y a su propio grupo político. El presidente de las Cortes, Juan Cotino, la ha amonestado dos veces por pedir que lo destituyan. Mollà, que ha indicado que Blasco siempre busca "morir matando", ha calificado de intolerable que haya 10 imputados en el Grupo Popular de las Cortes, cuya calidad democrática "ha caído al nivel de bono basura".

Rubén Ibáñez, del PP, le ha replicado que solo busca "continuar el show" sin proponer nada. El PP, finalmente, ha rechazado las tres enmiendas a la totalidad de la Ley de Acompañamiento. Vela ha seguido estoicamente el debate lleno de alusiones a la supuesta filtración a Blasco. Ya en los pasillos, el consejero de Hacienda se ha remitido de nuevo al comunicado del miércoles en el que niega haber entregado a Blasco un informe destinado al juzgado. “Por una vez no voy a decir nada. Es rotundamente falso”, ha destacado, tras reiterarse, ante las preguntas de los periodistas, hasta nueve veces en que no añadiría más comentarios.