Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid rebajará del 45% al 10 el tributo a los casinos cuando arranque Eurovegas

Los menores tendrán prohibido jugar por ley y se creará un Consejo de Control del Juego

Se crearán los Centros Integrados de Desarrollo, que tendrán bonificaciones de impuestos

Ignacio González, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. Ampliar foto
Ignacio González, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. EFE

La tasa sobre los ingresos brutos del juego en Las Vegas oscila entre el 6% y el 8%. Unos porcentajes muy por debajo de los que se manejan en España, donde el tipo marginal máximo que se maneja de media es del 55%. Andalucía y Cataluña aplican ese porcentaje, frente al 60% de Baleares o Cantabria. En el caso de Madrid, el tope es del 45%, el más bajo de todas las autonomías. Aun así, Sheldon Adelson, la decimocuarta fortuna del planeta, hecha a sí misma a golpe de casino en el Estado de Nevada, puso como condición rebajar radicalmente el impuesto para poner en marcha el megacomplejo de ocio y congresos de Eurovegas en la comunidad que gobierna Ignacio González. Y así será.

Los casinos madrileños se beneficiarán de un tipo tributario único del 10% en el impuesto sobre los ingresos procedentes del juego frente al 45% máximo actual —el que se aplica en la práctica— en el momento en que Eurovegas abra sus puertas: las obras de la primera fase comenzarán en diciembre de 2013 y la inversión prevista inicialmente es de 7.000 millones de euros. De esta manera se cumpliría una de las peticiones que viene realizando el sector del juego regional, encabezado por los casinos de Torrelodones y Aranjuez. “Adelson jamás hubiese venido a Madrid con un tipo tan elevado”, sentencia José María Paredes, portavoz del casino de Torrelodones.

Hasta que no se concrete Eurovegas, el régimen fiscal se mantendrá en la horquilla vigente, que oscila entre el 15% de los bingos presenciales, el 30% del bingo electrónico (puesto en marcha en la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas del año pasado) al máximo del 45%. “Proyectos como Eurovegas son proyectos singulares por su inversión tan grande y el volumen de empleo que generen, y por esa razón tendrán una serie de ventajas”, expuso ayer González. “En la práctica, en cuanto tienes abierto el casino afrontas ese porcentaje del 45%. A nosotros nos hubiera gustado que nos aplicasen de manera inmediata, sin ningún condicionante, unos tributos del 10%. Debemos tener el músculo suficiente para poder competir con un proyecto tan robusto como el de Eurovegas”, apunta Paredes.

La Comunidad de Madrid aliviará las trabas burocráticas que podrían perjudicar a Eurovegas y sus potenciales imitadores creando, dentro de los Proyectos de Alcance Regional regulados por la Ley 9/1995, la figura de los Centros Integrados de Desarrollo (CID). “Eurovegas no se trata de hacer un hotel, de poner una tienda, de abrir instalación deportiva, de abrir un centro comercial... Es un proyecto integral y necesitamos un marco que permita hacer frente a un proyecto de estas características en su conjunto”, explica González. Estos centros podrán abarcan en el mismo espacio ferias, congresos, turismo, ocio, juego y espectáculos.

Además de incentivos para el empleo, los CID contarán con una bonificación del 95% en el impuesto de transmisiones patrimoniales y de actos jurídicos documentados, medida que ya se aplicó en proyectos de interés general como la Expo de Sevilla 92. “Habrá una convocatoria pública para que sea un proceso transparente. No hay situaciones a medida, simplemente hablamos de un proyecto singular sin precedentes”, señala el dirigente popular, aunque es evidente que la rebaja de los tributos del 45 al 10% está hecha expresamente para contentar a Adelson. Otro cantar es la prohibición de poder fumar en espacios públicos. González reconoce que “no tiene competencia” para permitirlo en Eurovegas. Eso sí, Madrid prohibirá “expresamente” que los menores puedan jugar. Para vigilar el cumplimiento de la normativa se creará el Consejo de Control del Juego, que dependerá de la Consejería de Economía y Hacienda.

Sobre la posibilidad de que haya más empresarios del peso del magnate de los casinos de abrir un negocio de tales proporciones en Madrid, el presidente regional ha reconocido que “hay alguno más, pero no del sector de los casinos”. “Estamos en una fase muy embrionaria. Si empieza a tomar cuerpo, en su momento lo presentaremos”, ha concluido sin entrar en más detalles.