Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un trabajador del Samur Social, en prisión por violar a decenas de niños

Los agentes analizan las imágenes que grabó para tratar de localizar a todas las víctimas

Tenía acceso a los niños en campamentos que organizaba y como monitor de una piscina

El Ayuntamiento precisa que es un conductor auxiliar contratado por una adjudicataria

Un trabajador del Samur Social de Madrid, organismo dependiente del Ayuntamiento de la capital para la atención a las personas en exclusión social, se encuentra en prisión por violar presuntamente a decenas de menores y fotografiar y grabar a los niños desnudos y los actos sexuales, según ha avanzado en su edición de hoy El Mundo. Este diario le identifica como uno de los coordinadores del servicio, aunque el Ayuntamiento sostiene que no era un jefe sino conductor y que no es funcionario, sino que pertenece a una subcontrata que trabaja para el Samur Social. El presunto pederasta coordinaba campamentos juveniles y era monitor en una piscina, lugares donde entraba en contacto con sus víctimas.

Un portavoz de la Jefatura Superior de Policía ha informado de que fue el presunto pederasta, Rafael Prado, el que se presentó el viernes pasado en comisaría después de que su mujer descubriera por casualidad las grabaciones y le denunciara. La mujer, que está embarazada de su segundo hijo —la pareja tiene un niño de cuatro años—, estaba buscando en un armario cuando halló un DVD erótico y un disco duro portátil en una bolsa de deportes. Extrañada, examinó el disco duro y halló "cientos de imágenes" de su marido abusando de niños. Tras ser puesto a disposición judicial, el hombre ingresó el domingo en prisión sin fianza.

Prado, de 41 años, tenía acceso a los niños, siempre según El Mundo, en campamentos de verano que él mismo organizaba a través de la asociación juvenil San Cristóbal —cuyo blog ha sido eliminado y también la página web—. Prado es uno de los responsables de esta asociación, que organiza campamentos desde 1998. Además, era monitor de natación de niños y adultos en la piscina del club deportivo Parque Móvil de Madrid, en el barrio de Chamberí, desde hace 10 años.

Tras su arresto, la Policía registró una sede de Samur Social, la Unidad Logística del distrito de Puente de Vallecas, donde localizó centenares de películas y archivos fotográficos con contenido pedófilo. También registraron las oficinas del Parque Móvil. Los investigadores apenas han iniciado las pesquisas y están analizando el ingente material pedófilo (370 gigas) que guardaba el hombre en formato DVD y en discos duros, con imágenes de los niños desnudos y de las violaciones. Usaba cámaras muy pequeñas, de tamaño llavero, y con visión nocturna.

Sorpresa tras conocer la noticia en el polideportivo del Parque Móvil y en el edificio donde tiene su sede la asociación juvenil San Cristóbal. VÍDEO: ATLAS

Los agentes tratarán de identificar y de localizar a todos los menores afectados, que pueden ser decenas, ya que llevaba muchos años aprovechándose supuestamente de su posición para cometer los abusos. De momento, ya se ha identificado a 10 menores de los campamentos de 2011 y 2012. La policía teme que muchos de ellos no se sepa nunca quiénes son porque no se les ve bien en las imágenes o porque son de hace muchos años. Sus víctimas eran siempre niños, no niñas, y los más pequeños tienen siete años. Abusaba de ellos cuando estaban dormidos en los campamentos. A otros, los fotografiaba duchándose y cambiándose de ropa en los vestuarios de la piscina.

Por su parte, la delegada de Servicios Sociales, Dolores Navarro, ha explicado esta mañana que el imputado es un "conductor auxiliar contratado por la empresa adjudicataria" del servicio de Samur Social del Ayuntamiento. "No es ni un mando ni un coordinador, como se ha dicho, puestos que ocupan funcionarios municipales", ha añadido.

"Todos los objetos y el material informático encontrado por la policía estaban en su taquilla personal. Esos hechos delictivos, reprobables y repugnantes, los ha realizado fuera de su horario laboral. No pueden en ningún caso ser vinculados con el Samur Social, una institución que trabaja por los más vulnerables y una bandera del Ayuntamiento".

El detenido llevaba seis años trabajando en el Samur Social, según ha explicado su máximo responsable, Darío Pérez. Desde hace dos, se encargaba de tareas logísticas: cuidar y reparar ambulancias, reponer mantas y otro material, etcétera. Según Pérez, el Ayuntamiento se enteró tras ser detenido por la policía.

"Estamos verdaderamente sorprendidos", ha dicho Pérez. Según ha contado, nada en su comportamiento permitía sospechar lo que estaba haciendo. El Ayuntamiento ha sido taxativo al manifestar que su actividad delictiva tenía lugar fuera de su jornada laboral. Preguntada Navarro sobre sí habría que esperar a que concluyera la investigación judicial para estar seguros, ha reiterado que no, que eso ya está claro.

La directiva del Parque Móvil, que rescindió el contrato del supuesto pederasta el día de su detención, ha descartado que haya "imágenes comprometidas" de menores entre las grabaciones efectuadas en su instalación. El presidente de la Junta Directiva, Antonio Rosell, ha asegurado a Efe que cometía los supuestos abusos en los campamentos, no en sus instalaciones deportivas. Los miembros de la Junta Directiva han expresado su "sorpresa" por la detención del profesor, que tenía "un trato exquisito con todo el mundo". Tanto los niños como los padres solicitaban al club que les diera claseeste monitor por "su trato cercano, agradable, cariñoso...", ha señalado una  madre que ha acudido al Parque Móvil para informarse de lo ocurrido. El caso está en manos de los agentes del Servicio de Atención a la Familia de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y del juzgado número 44, que estaba de guardia.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >