Realidades frente a promesas

Cataluña tiene 171.000 parados más que hace dos años, el 22,56% de la población

Convocatoria para buscar trabajadores para Canadá.
Convocatoria para buscar trabajadores para Canadá.CARLES RIBAS

CiU llegó al Gobierno hace dos años con la promesa de reducir el paro a la mitad. La realidad es un puñetazo: Cataluña tiene hoy con 171.000 desempleados más que entonces, un total de 840.400 personas, el 22,56% de la población. Una sangría si se tiene en cuenta que cae la población ocupada en 324.500 personas. El paro juvenil alcanza el 49% y más de 200.000 personas han agotado la prestación, siempre según la Encuesta de Población Activa (EPA), el dato más fiable porque no se restringe a quienes están apuntados a las oficinas del paro. Trimestre a trimestre, los responsables de Trabajo se han visto obligados a admitir la tozuda realidad y a calificarla de “mala”, “inadmisible” o “callejón sin salida”. Con todo, no han cesado en su empeño de pedir “paciencia” y augurar una recuperación más temprana que a largo plazo. En enero de este año, el consejero de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, seguía viendo factible el objetivo de reducir el paro a la mitad antes de 2014.

Artur Mas cambió el nombre del Departamento de Trabajo y eligió para capitanearlo a Mena, hasta entonces profesor de ESADE. Y este fichó de secretaria general de Empleo a la también docente Esther Sànchez. Dos nombramientos que, por su perfil más académico que gestor, han sido cuestionados desde el primer día por la oposición y los sindicatos. Estos, además, acusan a Mena y Sànchez de tener un discurso que “criminaliza” a los parados y viene a darles la culpa de no tener trabajo.

Mena y Sànchez han hecho una apuesta pública por impulsar lo que llaman “políticas activas de ocupación” frente a lo que califican de “asistencialismo” o “economía subsidiada”. En esta línea, hace un año el Ejecutivo catalán presentó un plan de choque contra el paro dotado con 60 millones de euros. En paralelo, no han cesado en recordar la “enorme responsabilidad política del Gobierno español” por no transferir los 191 millones de euros que corresponden a Cataluña para financiar políticas activas de ocupación aprobados en la Conferencia Sectorial de Ocupación en 2012. Un incumplimiento que se suma al recorte del 57% que estos fondos sufrieron en 2011 en toda España.

Con todo, el consejero Mena ha protagonizado agrias polémicas por sus declaraciones. Entre las perlas que deja tras casi dos años en el cargo figura la afirmación de que “más de la mitad de catalanes que están en paro no encontrarán nunca trabajo” porque son personas que “no tienen predisposición a trabajar o no tienen competencias”, o la recomendación a los jóvenes de que vayan “a servir cafés en Londres”, como ejemplo de experiencia vital en el extranjero.

El mandato de CiU en el Ejecutivo catalán ha topado con las consecuencias de dos reformas laborales sucesivas: la primera del Gobierno del socialista José Luís Rodríguez Zapatero (verano de 2010) y la segunda del actual, en manos del PP de Mariano Rajoy, aprobada en febrero de este año con el apoyo de CiU. Ambas han provocado huelgas generales, tres en tres años si se incluye la convocada para el próximo miércoles 14 de noviembre. De hecho, el propio Gobierno catalán no tardó en aplicar la reforma laboral en su propia casa. El expediente de regulación de empleo (ERE) del Incasòl supuso en julio pasado el despido de 173 empleados públicos con la entonces flamante indemnización mínima: 20 días por año trabajado.

En la herencia de los responsables de empleo del Ejecutivo catalán que se despide figura, además, la congelación de la formación para parados durante casi un año (2011) pese a contar con 65 millones de euros de fondos estatales y el “desmantelamiento” del Servicio Catalán de Ocupación, según los sindicatos, del que Mena responsabiliza en parte a los recortes del Gobierno central. En los dos últimos años, respecto al SOC, han ocurrido dos cuestiones relevantes. Una es la salida en junio pasado de un 15% de su plantilla (324 personas). En el aire queda la salida de otros 300 trabajadores, prevista para diciembre por el mismo motivo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También está pendiente la privatización del servicio de empleo a través de la firma de convenios con entidades que se han acreditado para actuar como agencias de colocación.

Algunas fuentes aseguran que Mena ha comunicado a su gente que vuelve a la docencia. Oficialmente, el consejero está a disposición del Mas en su más que seguro próximo mandato. Los sindicatos le reprochan otro legado: el endurecimiento de las condiciones de acceso a la renta mínima de inserción (RMI). Para acceder a este subsidio ya no es suficiente haber agotado el subsidio de desempleo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS