Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo: “Con estos datos no se puede decir que estamos saliendo de la crisis”

El presidente en funciones de la Xunta contradice a la ministra de Empleo que ayer aseguró que España inicia la senda de la recuperación

 Alberto Núñez Feijóo, atiende a la prensa
Alberto Núñez Feijóo, atiende a la prensa EFE

El presidente en funciones de la Xunta y ganador de las últimas elecciones gallegas, Alberto Núñez Feijóo, no considera que España esté saliendo de la crisis, sino "tocando fondo", en contra de lo anunciado ayer por la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

"Esperemos que en el año 2013 las cosas no es que vayan bien, que vayan menos mal".  "Hay indicadores económicos mejores y peores, pero un país con un 25% de paro tiene una profunda crisis económica. Mientras eso no levante no podremos decir cosas que nos gustarían decir a todos", ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser. El presidente gallego asegura estar "convencido" que el año que viene "seguirá siendo un año muy duro". No obstante y pese a las malas previsiones, ha deseado que para el próximo año las cosas "vayan un poco mejor o que vayan un poco menos mal".

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, afirmaba ayer que España "está saliendo de la crisis" y que se ven "señales esperanzadoras". Según la ministra, esa salida se consigue gracias a los empresarios y los trabajadores.  Según Feijóo, "estamos tocando fondo y esperemos que el próximo año las cosas no es que vayan bien, sino que vayan un poco mejor o menos mal". Finalmente quiso dejar claro que en 2013  "seguirá siendo muy duro" para las familias españolas y gallegas.

Por otra parte, el líder del PP gallego achacó su bajada de votos, de más de 100.0000, a la caída de la participación, del 71 al 64%, así como al incremento del voto nulo y blanco. Ayer se conocieron los resultados del voto emigrante. Sumados estos sufragios a los emitidos en Galicia hace nueve días, la abstención se eleva notablemente con respecto a los anteriores comicios autonómicos. En 2009 votó en Galicia más del 70% del censo, cifra que bajó al 64,43% con el sufragio exterior. Esta vez, acudió a las urnas en la comunidad el 63,8% de los censadois que, tras el escrutinio de la diáspora, cae al 54,9%, casi diez puntos menos de participación que hace cuatro años.