Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Presupuesto se aprobará en plazo tras el acuerdo PSOE-IU

No habrá nuevos impuestos en las cuentas autonómicas

El portavoz de IU, José Antonio Castro, este jueves en el Parlamento.
El portavoz de IU, José Antonio Castro, este jueves en el Parlamento.

El primer Presupuesto de la Junta elaborado al alimón por el PSOE e IU, socios en el Ejecutivo autónomo, entrará en el Parlamento el próximo 31 de octubre, como siempre ha ocurrido. Las dos fuerzas han limado ya las diferencias que mantenían para las cuentas del próximo año, por lo que el proyecto de ley será aprobado por el Consejo de Gobierno el martes o el miércoles de la próxima semana.

En previsión de que el acuerdo hubiera sufrido más trompicones de los normales, desde el Gobierno andaluz se ha jugado a sembrar una cierta confusión sobre los plazos de aprobación y presentación del proyecto de ley en el Parlamento, dando a entender que el plazo legal máximo para su entrada en el registro de la Cámara cumplía a mediados de noviembre.

Una muestra de que el acuerdo entre los socios de la coalición está cerrado es que Izquierda Unida transigió este jueves en la Cámara a rebajar sus exigencias de aplicar nuevos impuestos en la comunidad en 2013.

La federación de izquierdas pedía en una proposición no de ley —una iniciativa que obliga políticamente al Gobierno a cumplirla— crear cinco figuras impositivas: sobre depósitos de residuos en vertederos, grandes superficies comerciales, aprovechamientos cinegéticos, viviendas vacías y tierras infrautilizadas. Incluso el consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez (IU), había calculado que con el impuesto a los grandes centros comerciales se podían recaudar entre 15 y 20 millones de euros que iba a destinar a las 163.134 pymes comerciales y de servicios de la comunidad.

Los socialistas presentaron una enmienda en la que dejan como un proyecto de futuro —y por lo tanto en el limbo— estas nuevas vías de ingresos a través de más carga fiscal. A cambio se comprometieron a aprobar una norma de creación o actualización de impuestos “que resulten adecuadas para determinadas actividades y bienes inmuebles, tanto en el ámbito rural como urbano con escaso aprovechamiento económico y social, así como otras en el ámbito de la fiscalidad ecológica”.

Las cuentas andaluzas para 2013 serán muy restrictivas, como ha reconocido la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo. Este jueves, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, se quejó de que si no habían podido dar avances sobre previsiones económicas y de ingresos para el próximo ejercicio ha sido porque el Ministerio de Hacienda ha facilitado sus datos con retraso. Lo dijo en respuesta a una pregunta al presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido, a quien pidió ayuda para que interceda ante el Gobierno central para que haya un reparto más equitativo del déficit entre el Estado y las comunidades autónomas. Según las previsiones de Rajoy, mientras la Administración central podrá gastar unos 30.000 millones de más en 2013, todas las comunidades no podrán superar los 7.000 millones.

Lo que es casi seguro es que la estimación de crecimiento para 2013 no coincidirá con la calculada por el Gobierno central para el conjunto de España. El departamento del ministro Luis de Guindos afirma que la economía española descenderá en un 0,5% del PIB, pero el Fondo Monetario Internacional y otros 18 organismos sitúan el descenso en el 1,5%. La previsión andaluza se acercará más a esta cifra, según admitió días atrás el consejero de Economía, Antonio Ávila.