Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD dispuesto a todo

UPyD está dispuesto a no quedarse fuera de la foto política en la próxima legislatura. Sabe que su único voto es el decisivo para completar mayorías absolutas entre dos bloques tan definidos como PNV-PP (27 y 10 escaños) y EH Bildu-PSE (21 y 16). De hecho, su parlamentario Gorka Maneiro, principal artífice de la renovación de su escaño por Álava en el 21-O sobre la base del discurso de Rosa Díez, admitió que está dispuesto a apoyar a la coalición abertzale y a los socialistas cuando se plantee la reforma fiscal.

Lógicamente lamenta la holgada mayoría nacionalista de la Cámara hasta el punto de que advierte “un problema ético de primera magnitud en Euskadi” por el apoyo prestado a “una formación que no ha condenado la historia criminal de ETA”, pero Maneiro, a renglón seguido, admite que no tendría problema en coincidir con EH Bildu en las reformas fiscal y de la Ley de Territorios Históricos (LTH).

Desde una óptica socialdemócrata, la voz autonómica de UPyD adelanta que usará su escaño “para evitar recortes sociales contra los ciudadanos” por encima de cuál sea el partido con el que coincide. “Al PP le hubiera gustado sumar con el PNV para ofrecerse al PNV para impulsar recortes sociales contra los ciudadanos vascos, pero no va a ser posible”, recordó con toda intención política. Y en materia fiscal, Maneiro recuerda que “la pasada legislatura se debatió en muchas ocasiones implantar un plan conjunto de lucha contra el fraude fiscal y PNV y PP la bloqueaban siempre. Quizás ahora no lleguen esa mayoría para bloquear”, avisó.