Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez investiga a la joyería Rabat por blanquear dinero del narcotráfico

El establecimiento ocultó cuantiosas compras de personas supuestamente vinculadas al narcotráfico

La joyería Rabat de Barcelona, en febrero pasado durante el registro policial.
La joyería Rabat de Barcelona, en febrero pasado durante el registro policial.

El titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona ha abierto una investigación a los responsables de la joyería Rabat de Barcelona por presunto blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas, a raíz de un informe policial que destapó numerosas compras de narcotraficantes en ese comercio.

En una providencia, el juez instructor acepta la petición de la fiscalía para que se investigue a la joyería Rabat por blanqueo de capitales, tras detectar que los responsables del establecimiento ocultaron supuestamente a las autoridades cuantiosas compras efectuadas por personas presuntamente vinculadas al narcotráfico.

Las sospechas del blanqueo derivan de un informe confeccionado por la Policía Nacional a partir del registro de la joyería Rabat, del paseo de Gràcia de Barcelona, ordenado el pasado mes de febrero por el juez, en el marco de una investigación sobre una trama de corrupción policial en la que mantiene imputados a varios mossos d'esquadra acusados de encubrir a un confidente y a un supuesto narcotraficante.

Precisamente, el fiscal pide investigar a Rabat al entender que la ocultación de operaciones de compra-venta por parte de la joyería -lo que vulnera la normativa de prevención de blanqueo- "no es un hecho puntual, sino que resulta sospechosamente recurrente en ciertos casos, tratándose de personas indiciariamente vinculadas al tráfico de estupefacientes u otros delitos".

En su escrito, el fiscal Emilio Sánchez Ulled menciona entre los clientes de Rabat al confidente policial investigado en la causa Manuel G. C., así como a otros dos narcotraficantes imputados y a dos personas con antecedentes por tráfico de estupefacientes. El fiscal destaca también las "cuantiosas adquisiciones" efectuadas en Rabat por el empresario José Mestre, procesado por la Audiencia Nacional por tráfico de drogas, así como por sus empresas y familiares más cercanos, "en circunstancias que permiten inferir un ánimo de ocultación posiblemente vinculado a los beneficios procedentes del narcotráfico".

Por ese motivo, el juez ha acordado, a petición del fiscal, deducir testimonio de los informes policiales sobre las compras vinculadas a Mestre y remitirlos a la Audiencia Nacional para su incorporación al sumario por narcotráfico, "por cuanto pudiera constituir evidencia adicional" acerca del tráfico de drogas.

Otra de las diligencias acordadas por el juez es enviar a la Agencia Tributaria el informe sobre el registro de la joyería Rabat, para que imponga las sanciones que correspondan por su "reiterado incumplimiento" de la obligación de identificación de los clientes y comunicación de operaciones.

El magistrado, también a instancias del ministerio público, ha pedido a la Policía Nacional que profundice en la investigación de las compras efectuadas en Rabat por varios policías nacionales que tienen abiertas cuentas de clientes en la joyería. El informe policial que el juez encargó sobre el registro reveló que el presunto narcotraficante y confidente Manuel G. C. regaló relojes de lujo, al menos, a un inspector jefe de la Policía Nacional y a un sargento de los Mossos d'Esquadra.

Más allá de esos hallazgos, el juez pide a la fiscalía que indague en las reparaciones o pedidos de relojes de lujo que figuran a nombre de otros cargos de la Policía Nacional, como el comisario J. B. o el inspector J. J. P., mientras estaban en activo, que no constan formalmente como adquiridos por ellos en el establecimiento.

El magistrado ordena investigar la relación del confidente policial Manuel G. C. y el sargento de los Mossos O. D., cuya imputación ya fue solicitada por la acusación particular ejercida en la causa por el sindicato ultraderechista Manos Limpias al descubrirse que mantuvo conversaciones telefónicas con el supuesto narcotraficante.