Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sueño que no ceja: miles de firmas por la dación en pago

Afectados, asociaciones de vecinos e indignados piden firmas por la dación en pago

El plazo de la ILP termina este mes y faltan 100.000 firmas para las 500.000 que marca la norma

El fin de semana han puesto mesas de recogida en todo el país, 144 en Madrid

Recogida de firmas para la dación en pago en la Glorieta de Carlos V. Ampliar foto
Recogida de firmas para la dación en pago en la Glorieta de Carlos V.

Hace tres años muy pocos sabían qué era una dación en pago. Pero la crisis, las ruinas y los desahucios han extendido el uso del término y el entendimiento de que, según la legislación española, la entrega del piso no salda la deuda contraída con el banco al firmar la hipoteca.

Asociaciones de vecinos, sindicatos, ONG, indignados y, muy especialmente, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca no han tirado la toalla y siguen soñando con cambiar la norma. Hace más de un año pusieron en marcha una Iniciativa Legislativa Popular, lo que exige la recogida de 500.000 firmas en un plazo que se cumple el próximo 31 de octubre. Además de la dación en pago con efectos retroactivos, piden que que se paralicen los desahucios cuando se trate de la vivienda habitual de la familia y que puedan seguir viviendo en la vivienda a cambio de un alquiler “no superior al 30% de sus ingresos” durante cinco años.

Ya suman unas 400.000 firmas y este fin de semana han echado los restos de cara a la recta final. En la Comunidad de Madrid han dispuesto 144 puntos de recogida de firmas. En el distrito de Ciudad Lineal, por ejemplo, repartieron 11 mesas para llegar a cuantos más vecinos mejor. En Quintana, una de ellas, a las 18.30 de la tarde, un joven preguntaba asustado antes de estampar su dirección “¿no me llegará una carta o algo por esto?”.

“No, esto es un derecho que tienes como ciudadano de participar en la legislación de tu país”, le responde María González, de 25 años, una de las siete voluntarias de la asamblea 15-M de Pueblo Nuevo que atiende las dudas de los transeúntes y les aborda. Unos se suman sin dudarlo, otros les esquivan, alguno comenta que no está de acuerdo con la propuesta. "¿Esto es para no echen a la gente de sus casas?", pregunta una joven boliviana. Aunque para la ILP solo cuentan las firmas de españoles y nacionalizados, también recogen las de los inmigrantes, que se presentarán a parte para que consten. Ayer, María y sus compañeros lograron 400 firmas más que sumar a las ya recogidas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram