Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tecnología para ganar el exterior

Las empresas de telecomunicaciones, informática y electrónica prevén crear 1.500 puestos de trabajo hasta el año 2016 gracias a su internacionalización

Manuel Salaverría posa en la sede en el Parque de Zamudio de Euskaltel, firma de la que es director de Estrategia, Desarrollo e Innovación.
Manuel Salaverría posa en la sede en el Parque de Zamudio de Euskaltel, firma de la que es director de Estrategia, Desarrollo e Innovación.

“El gran reto a corto plazo es colocar en otros países lo que durante tantos años hemos sido capaces de desarrollar aquí”. Manuel Salaverría, presidente de Gaia, el clúster vasco de electrónica, informática y telecomunicaciones, tiene clara la fórmula para sortear la crisis: lograr que las 270 empresas asociadas al mismo, que representan el 75% del sector, refuercen su presencia en EE UU, China, India y Latinoamérica, principalmente. Según sus cálculos, ello les permitiría crear 1.500 nuevos puestos de trabajo hasta 2016.

“No estamos tan mal como otros sectores, pero los ingresos están cayendo y hay síntomas de que el empleo se va a ver afectado”, apunta Salaverría. Las firmas de Gaia facturaron el año pasado en conjunto unos 3.000 millones de euros, un 3% menos que en 2010. “Este año va a seguir igual o peor”, cree. Por eso, “hay que reaccionar cuanto antes”.

Los datos muestran que hay margen para ello. De esos 3.000 millones facturados, el 32% procedió de la actividad de las plantas que estas firmas tienen abiertas en el extranjero. Pero de ese 32%, solo el 5% lo generaron las empresas de los sectores de las telecomunicaciones y la informática. El resto corresponde a la electrónica. “Es muy poco; podemos y debemos crecer ahí”, incide Salaverria. Hasta ahora, estas firmas habían subsistido gracias a una demanda local muy potente. La crisis ha alterado ese escenario y obliga a un cambio de estrategia.

El reto es mejorar la presencia en EE UU, China, India y Latinoamérica

¿A qué se debe esa mayor presencia de la electrónica? “A la envergadura de sus clientes, como las grandes compañías eléctricas, que están ya muy internacionalizadas”, responde. “Por eso estas firmas están sufriendo menos las consecuencias de la crisis: dependen menos del mercado local. Este es el camino que hay que seguir”, insiste.

De las 270 empresas que forman Gaia, 134 se dedican a la informática; 42, a las telecomunicaciones e Internet, y las 94 restantes, a la electrónica. El sector representa el 4,3% del PIB de Euskadi y da trabajo a unas 11.400 personas.

Salaverría subraya dos aspectos clave para impulsar la internacionalización. Por un lado, perseguir la excelencia y lograr que la calidad de los servicios ofrecidos sea reconocida en todo el mundo. “Debemos continuar con una labor ya iniciada de consideración de nuestro trabajo, lograr certificados que podamos utilizar como tarjeta de presentación”, dice.

La actividad en el exterior supone el 32% de la facturación global del sector

Junto a ello, aboga por la convergencia de las firmas, una suma de fuerzas que derive en una mayor competitividad.

El sector vasco de las telecomunicaciones y la informática está compuesto, sobre todo, por pequeñas y medianas compañías y rivalizar en el mercado internacional exige mayores tamaños. “No hablo de fusiones”, puntualiza el responsable del clúster, sino de la promoción de mecanismos de colaboración. “Puede ser entre empresas del sector o entre diferentes sectores. Las ofertas son cada vez más globales y mezclan, por ejemplo, la construcción con las telecomunicaciones. Y luego, quién sabe, a lo mejor se puede llegar a fusiones. Pero sobre todo me refiero a crear redes de colaboración”, precisa.

Las cifras

El clúster Gaia acoge a un total de 270 empresas que representan el 75% del sector. De ellas, 134 son de informática; 94, de electrónica; y las 42 restantes, de telecomunicaciones e Internet.

El 44% tiene su sede en Bizkaia; otro 44%, en Gipuzkoa, y el 12%, en Álava.

Las 270 empresas de Gaia facturaron en conjunto en 2011 unos 3.000 millones de euros, el 92% del total del sector. El 49% de esa cantidad correspondió a las compañías de electrónica y el 51%, a las de informática y telecomunicaciones.

El sector supone el 4,3% del PIB vasco y da trabajo a 11.400 personas. Un 30% son titulados superiores y otro 32%, titulados medios.

En los últimos 20 años se ha triplicado el número de trabajadores en estas áreas en Euskadi debido al auge del mundo tecnológico.

Las firmas vascas tienen “buenos mimbres” para hacerse con un hueco mayor en mercados de otros países. “No es un tren al que vayamos a subirnos ahora. Hemos hecho ya cosas y en algunas somos referente”, agrega, antes de citar ejemplos: “Destacamos en la gestión inteligente de redes eléctricas, en la aplicación de tecnologías de la información al mundo productivo y de las fábricas y en el desarrollo de redes de telecomunicaciones de última generación”.

Aquí están las bases para aspirar a liderar otras áreas. “El futuro va hacia las ciudades inteligentes: el hogar digital, el coche digital, la gestión inteligente de la energía, de la seguridad... Sobre lo que ya tenemos, podemos llegar a ser reconocidos en todo el mundo”, subraya.

Una mayor presencia en los mercados internacionales requerirá cambios en los modelos de trabajo. El más importante afectará a la movilidad: harán falta personas dispuestas a dejar su entorno para trabajar lejos de casa. “No es una diáspora”, se apresura a aclarar Salaverría. “Esas personas se marcharán, adquirirán experiencia y regresarán para ser gestores aquí”.

Diversos estudios demuestran que las empresas que se han internacionalizado son más sostenibles y generan empleo. “La importancia de salir fuera surge en el momento en el que el mundo cambia y se globaliza. Tu competidor puede ser cualquiera y estar lejos. Se ha acabado depender de lo local. Si tu objetivo es crecer, debes abrir mercados”, concluye.