Pemex advierte que los contratos con Galicia tienen "cláusulas suspensivas"

Crfíticas en México a los acuerdos de la petrolera con astilleros gallegos

El director general de Pemex.
El director general de Pemex.ALEX CRUZ (EFE)

La petrolera mexicana Pemex ha enfriado el entusiasmo de la Xunta de Galicia tras la firma de un acuerdo para construir dos grandes buques hotel en astilleros de Vigo y Ferrol, que el presidente del Gobierno autonómo, Alberto Núñez Feijóo, ha convertido en uno de sus grandes reclamos para las elecciones del próximo 21-0. Tras las críticas en México a este acuerdo, a las que se ha sumado el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que asumirá el poder el próximo 1 de diciembre, Pemex -propiedad del Estado- ha matizado que los acuerdos con Galicia fueron firmados por su filial internacional. no por la compañía matriz, y que éstos incluyen "cláusulas suspensivas" en caso de que la oferta de las factorías gallegas no satisfaga las necesidades de la petrolera.

El PRI, ganador de las últimas elecciones y que tendrá en pocas semanas el control de la compañía, ha presentado una iniciativa parlamentaria para conocer el alcance de los acuerdos con Galicia y ha criticado que estos no fuesen sometidos a una licitación internacional ni aprobados por el consejo de administración de la compañía pública. Ante esos reproches, el director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, ha matizado, en una comparecencia ante la prensa de su país la pasada noche, que los contratos para construir los dos buques hotel fueron suscritos en realidad por PMI, su filial internacional, y que todavía han de ser examinados por la compañía matriz.

Coppel tambiñen ha incidido en la existencia de "cláusulas suspensivas" que podrían aplicarse si las ofertas finales de los astilleros gallegos no se atienen a las exigencias mexicanas. El ejecutivo de la petrolera, en cualquier caso, ha elogiado la "competitividad" de los astilleros gallegos y ha ratificado su interés en colaborar con ellos en otros proyectos.

Fuentes de Pemex en España han explicado que la compañía tiene previsto construir 130 barcos en los próximos tres años y que la mayoría se harán en México. Eso no excluye, según las mismas fuentes, que el propósito sea encargar a Galicia la construcción de otros siete remolcadores ni desmiente que exista una "alianza estratégica" con las astilleros gallegos, como ha proclamado reiteredamente Feijóo. En su comparecencia ante la prensa mexicana, los máximos ejecutivos de Pemex aludieron también a su interés en seguir colaborando con el sector naval gallego, aunque insistieron en que los futuros contratos todavía no están cerrados.

Más información
La justicia obliga a la Xunta a retirar de su web la firma con Pemex
El naval, en aguas electorales
Feijóo presenta el contrato con Pemex como la puerta de salida a la crisis

Fuentes de la Xunta apuntaron que las "cláusulas suspensivas" a las que alude Pemex son "cláusulas estándar" que figuran en todos los contratos y que los dos barcos hotel se van a hacer en Galicia "sí o sí", ya que existe un compromiso por escrito con la filial internacional de la petrolera. Feijóo, en declaraciones esta mañana, ha defendido esta versión al tiempo que advertía de que los astilleros gallegos deberán "hilar fino" en la concreción de las características técnicas de los buques. El presidente de a Xunta ha esquivado la pregunta de si la llegada del PRI al Gobierno podría dar marcha atrás a sus acuerdos con el gigante petrolero.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS