Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento planea desdoblar la N-II en Girona con ayuda de empresarios

El ministerio revoca el proyecto para desviar en su conjunto la carretera desde Tordera

La Generalitat recurrirá la decisión del Gobierno central, que aduce el excesivo coste de la obra

El desdoblamiento de la N-II a su paso por Girona no se hará como estaba previsto. El Ministerio de Fomento prevé realizar solo una parte de la ampliación de la carretera entre Tordera y Maçanet de la Selva y ejecutarla con la ayuda del sector privado. Su titular, Ana Pastor, ha señalado este miércoles que sopesa un proyecto, "que puede ser interesante", de colaboración público-privada con un grupo de empresarios catalanes, después de que ayer el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara el anuncio del proyecto que ya estaba aprobado.

Los empresarios a los que señalaba Pastor se encargarían de ir "anticipando el coste de la obra" para después abonarlo el Estado. El objetivo es, según Pastor, que "la N-II pueda ser desdoblada en todos los tramos que sea posible" y además lograr que "el tráfico sea fluido" y que "no haya un volumen muy importante de vehículos pesados que generan problemas de embotellamiento y que pueden poner en riesgo la seguridad". Pastor ha señalado que el ministerio quiere evitar "obras faraónicas que se dilatan en el tiempo y se alejan de las demandas de los ciudadanos".

El senador de CiU Jordi Xuclà ha acusado al Gobierno de "falta de iniciativa" y de no cumplir los compromisos electorales, como lo demuestra la falta de compromiso en el desdoblamiento de la N-II. Xuclà ha criticado que en los últimos años se hayan construido en toda España 900 kilómetros de autovía y que ninguno de ellos haya sido para Girona, a lo que la ministra ha respondido preguntando dónde ha invertido Cataluña los 97 millones de euros que fueron transferidos por el Estado para la ejecución de un tramo.

En todo caso, la Generalitat interpondrá recurso contra el freno del Ministerio de Fomento al desdoblamiento de la N-II anunciado por el BOE. En declaraciones a los medios tras inaugurar el Salón Náutico Internacional de Barcelona, el consejero de Territorio, Lluís Recoder, ha considerado que se trata de "una pésima noticia y de un jarro de agua fría para los sufridos usuarios" de esta vía, y se ha posicionado al lado de los ciudadanos al entender su enfado por la demora de Fomento, que alega el elevado coste de esta infraestructura para no llevarla adelante.

Según la resolución del BOE, el 27 de mayo de 2009 se aprobó el proyecto de construcción de la futura A-2 tramo Tordera-Maçanet de la Selva con un presupuesto de licitación sin IVA de 248,9 millones de euros y un trazado de 8,9 kilómetros. Fomento sostiene que el coste por kilómetro de esta vía es superior a los 22,7 millones de euros, lo que triplica la ratio permitida en una orden ministerial de 2010.

Como contrapartida, el ministerio propone una solución por el interior, no por la costa, que consiste en conectar la B-40 en Granollers (Barcelona) con Maçanet de la Selva (Girona), lo que, a su juicio, es la "alternativa racional" a los tramos de la carretera N-II Montgat-Tordera y Tordera-Maçanet de la Selva. Actualmente, la N-II en Girona solo cuenta con alrededor de ocho kilómetros desdoblados, entre Caldes de Malavella y Riudellots de la Selva, a pesar de las reclamaciones del Gobierno y de la sociedad catalana.