_
_
_
_
_

Montoro y la Junta avanzan en la negociación para pagar la deuda

Hacienda afirma que trabaja con “franqueza y lealtad” con Andalucía

L. L.
José Antonio Griñán, durante su conferencia.
José Antonio Griñán, durante su conferencia.GARCÍA CORDERO

Las relaciones del Gobierno central, en manos del PP, y el andaluz, en las de la coalición PSOE-IU, atraviesan por un momento apacible. Sobre todo teniendo en cuenta que la Junta necesita urgentemente de la ayuda del Estado para obtener 600 millones de euros con los que pagar el vencimiento de deuda que cumple el próximo 4 de octubre.

Ni una mínima mota de preocupación mostró este miércoles el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de que ese dinero llegará, aunque se desconoce a través de que vía: si como anticipo a cuenta de la liquidación del sistema de financiación correspondiente al año 2010 o a través del fondo de rescate, oficialmente llamado Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Como le ocurre a otras comunidades, Andalucía no tiene otro banco que el Gobierno de España, como ya reconoció el consejero catalán de Economía Andreu Mas Colell en julio pasado.

Aunque la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, consideró “secundario” de qué grifo mane el dinero no lo es. El anticipo no implica ningún pago de intereses, mientras que el fondo de liquidez sí y además con unos mecanismos de control sobre la comunidad como se recoge en el decreto que regula el FLA.

A una pregunta del diputado socialista por Málaga y coordinador de la Interparlamentaria andaluza, Miguel Ángel Heredia, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, afirmó en el Congreso que “en buena parte” el anticipo de 1.000 millones de euros solicitado por la Junta estará “inserto en la aplicación del Fondo de Liquidez Autonómico”. Desde el ministerio no aclararon si esa afirmación suponía cerrar la puerta al anticipo, aunque horas más tarde Crespo la dejó abierta. En cualquier caso, Andalucía tendrá que acudir al FLA para poder seguir funcionando ya que los mercados financieros están cerrados a cal y canto y sus necesidades de financiación superan los 2.400 millones.

Tras la entrevista del presidente Mariano Rajoy y Griñán a finales de julio las relaciones políticas entre Moncloa y San Telmo pasan por un buen momento. Griñán mantiene, por ahora, una calculada prudencia verbal a la hora de manifestar sus profundas discrepancias con el Gobierno de Rajoy, al que deja a salvo de sus críticas directas. Dicho esto, esta postura no impide que el Ejecutivo andaluz plantee pelea jurídica en aquellos asuntos en los que considera que se vulneran las competencias exclusivas de la comunidad en muchas materias.

Montoro también se mostró conciliador con la Junta con la que dijo trabajar con “franqueza y lealtad para que no se resienta ningún pago pendiente ni ningún servicio público que tenga pendiente por abonar”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Griñán: “Se está impugnando el Estado de las Autonomías”

La brutal crisis económica está cuestionando modelos y proyectos de convivencia entre ellos el del Estado de las Autonomía, según sostuvo este miércoles el presidente de la Junta, José Antonio Griñán en una conferencia organizada por el Fórum Europa. “Hay una impugnación del Estado autonómico” en el que coinciden el “nacionalismo español y el periférico”, el PP y CiU, señaló.

Griñán mostró su “preocupación” porque desde distintos ámbitos del PP se viene insistiendo en que el Estado autonómico “no es financiable” y al mismo tiempo se afirma que el acceso de Andalucía a su autogobierno, en el proceso que culminó en el referéndum del 28 de febrero de 1981, fue un “acto anticonstitucional” porque rompió la tendencia marcada en la Constitución de autonomías de dos velocidades.

El líder socialista andaluz dejó fuera de esta corriente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el que mantiene una dulce relación política, según aprecia él. “El 28-F no fue un arrebato ni una quimera, sino nuestra aportación de hacer país”, enfatizó.

Respecto a la reunión que mantendrán hoy en la Moncloa Rajoy y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, Griñán señaló que la cita es “correcta y oportuna”, pero insistió en el mensaje de transparencia de otros portavoces socialistas: “De lo que traten nos queremos enterar todos”.

Griñán comentó que está preparado un documento con vistas a la Conferencia de Presidentes del próximo día 2 de octubre con “puntos de entendimiento” comunes en todos los ámbitos entre las comunidades y el Estado. También se mostró contrario a que España pide formalmente el rescate a la UE.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_