Un documental para el director de ‘Documenta’

Mikel Olaciregui deja Donostia por Madrid para dirigir el festival de cine de no ficción desde la Cineteca de Matadero

Sciammarella
Sciammarella

Si este perfil fuese un documental podría comenzar con una secuencia rodada el pasado mes de mayo. Mikel Olaciregui (Pasaia, 1956), 10 veces director del Festival de Cine de San Sebastián (de 2001 a 2010), se deja caer (y ver) por la inauguración de la décima edición del festival internacional de documentales de Madrid (Documenta Madrid), que se celebra en la recién estrenada Cineteca del centro cultural Matadero. Va acompañado por su jefa de producción, se pasea, se presenta y se deja presentar, pregunta, toma notas y genera multitud de cuchicheos a su paso. Es la primera vez que acude a esta cita cinematográfica y, para muchos, su visita y su presencia en los actos y proyecciones del festival tiene algo de premonitorio.

La siguiente secuencia es un burofax que llega al despacho de Antonio Delgado, hasta ese momento director de ese certamen de cine de no ficción. Es la vía utilizada por el consistorio para informarle de que en adelante, después de 10 años, prescindirán de sus servicios.

No soy nada mitómano, nunca me he hecho una foto con una estrella

Días más tarde, la imagen de una noticia publicada en este periódico anunciando el nombre del sucesor, completa la presentación del personaje: “Mikel Olaciregui, exdirector del Festival de Cine de San Sebastián dirigirá la Cineteca y Documenta Madrid”.

El gestor cinéfilo

- Nace en Pasaia (Gipuzcoa), en 1956.

- Estudia Empresariales y trabaja en la ETB.

- Dirige el Festival de Cine de San Sebastián de 2001 a 2010, dándole una estructura empresarial que se mantiene hoy.

Este documental continúa con la secuencia de un chaval que corretea con sus amigos y se cuela sin pagar en una de las proyecciones del Mercado de la calle de Getaria, en San Sebastián. Y el mismo chico, algo más mayor, que pasea por la capital guipuzcoana hipnotizado por los carteles que anuncian las películas del festival. Le vemos, joven, riéndose con las películas de Billy Wilder, fantaseando con Ava Gardner y licenciándose en Ciencias Empresariales en la Universidad de Deusto en 1978.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
He tratado de ser discreto y eficaz. Nunca he sacado la cabeza para que se me vea en la foto

Y, poco después, trabajando en el departamento de producción de Euskal Telebista (ETB). Asistimos a su designación como representante de la dirección del Centro de Producción de Miramon en 1988 y, dos años más tarde, a su ascenso a la dirección de los programas de ETB. Pero la cinefilia de aquel niño persiste hasta el punto de que, ya con los buenos contactos fraguados en la tele, se le ve colándose en la última entrevista que dio Bette Davis. Y, por fin, vemos cómo da el salto a la gran pantalla. En 1993 cumple un sueño en realidad nunca soñado: firma el contrato como gerente del Festival de Cine de San Sebastián. Y después se le ve convertido en subdirector (1999) y en director (2001).

Es un excelente gerente, con una buena base económica, un tipo muy ordenado

Esta supuesta cinta de no ficción prosigue con una sucesión de imágenes en las que Olaciregui llega a Los Ángeles y va a visitar a su “amiga” Anjelica Huston. Y luego se le ve cenando con John Malkovich. Y, después, manteniendo una desenfadada conversación con Richard Gere y su mujer en un restaurante donostiarra hasta altas horas de la noche. Y también con Meryl Streep y una amiga de la actriz otra noche... Convertido en el anfitrión total, aparece recogiendo a Robert Mitchum con un coche a pie de pista en el aeropuerto de Sondika (Bilbao) y haciendo desaparecer con un simple gesto a una cámara de las del festival que trataba de grabar a Harvey Keitel durante una de las cenas del certamen.

“No soy nada mitómano, nunca me he hecho una foto con una estrella, no me atrevo a pedírselo. Ni siquiera he guardado las que se han publicado”, repite en sucesivas entrevistas con la prensa.

“He tratado de ser discreto y eficaz. Nunca he sacado la cabeza para que se me vea en la foto. Y me ha obsesionado que la maquinaria del festival”, se le oye decir en otra entrevista.

Sus grandes cualidades son: su capacidad de trabajo y para crear buenos equipos humanos

A continuación, se le ve con su antecesor en el cargo, Diego Galán, que mirando a cámara suelta: “Tiene la cabeza en la tierra, quiero decir: los pies en la tierra”, ríe divertido. “Es un excelente gerente, con una buena base económica, un tipo muy ordenado que supo organizar el festival como una buena empresa a pesar de querer invitar a gente pintoresca como el protagonista de Los Goonies o a Gwyneth Paltrow cuando nadie la conocía”.

La siguiente secuencia muestra a Olaciregui reunido con el que sería su sucesor y hoy actual director del festival, José Luis Rebordinos: “Sus grandes cualidades son: su capacidad de trabajo y para crear buenos equipos humanos. Su legado es haber dejado una estructura empresarial potente. Y su otra gran aportación fue internacionalizar el festival con las buenas relaciones que entabló con los americanos”.

Y así llegamos al final y esta ficticia pantalla nos devuelve al principio, cuando Olaciregui se paseaba en mayo por Documenta Madrid, tomando notas y generando cuchicheos a su paso: “Mikel puede ser un buen gestor, pero tendrá que buscar a un buen programador”. “Es el mismo perfil que Natalio Grueso, un tío con contactos”. Fundido a negro: “No sé por qué quitan a Delgado”, “Mikel es muy diplomático”, “es amigo de Yolanda Bergareche, una de las jefazas del área de Las Artes del Ayuntamiento”...

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS