Griñán cuenta con que el rescate esté listo antes de octubre para cubrir deuda

El presidente de la Junta cuantificará la cantidad a pedir en función del tipo y las condiciones

Griñán, en un momento de la charla con los periodistas parlamentarios.
Griñán, en un momento de la charla con los periodistas parlamentarios.JULIO MUÑOZ (EFE)

La Junta andaluza cuenta con una inyección inmediata de liquidez por parte del Estado para afrontar el pago de 600 millones de euros por el vencimiento de los intereses de su deuda el 4 de octubre. José Antonio Griñán dijo este viernes que el Gobierno le ha garantizado que no habrá ningún problema, y solo hay dos caminos: un anticipo o acudir al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). “No hay más maneras que esas”, enfatizó en un desayuno informativo de la Asociación de Periodistas Parlamentarios de Andalucía (PEPA).

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho que el mecanismo estará operativo a finales de septiembre o, como muy tarde, a principios de octubre.

Griñán explicó que el ministerio no ha contestado aún sobre la petición de un anticipo de 1.000 millones, pero sí le ha dicho a la Junta que no habrá dificultades respecto a los vencimientos. Las palabras del presidente están en consonancia con lo que señaló el jueves un portavoz de Montoro a este periódico: “El Gobierno no va dejar a ninguna comunidad sin liquidez”.

Griñán confirmó que, como mínimo, la cantidad que se dispone a solicitar al fondo de rescate es de 2.400 millones de euros, la deuda que Andalucía está autorizada a emitir —y que no ha podido colocar porque las entidades financieras prefieren participar en el FLA y no dar crédito directamente a las autonomías—, a la que habría que sumar las necesidades de vencimiento.

No obstante, para el socialista —quien se negó a dar una cifra (ni tan siquiera una horquilla)— lo relevante es el tipo de interés que tenga el FLA. Si es bajo, como ha asegurado el Gobierno, la cantidad que requerirá será mayor, ya que acudir después a pedir créditos al mercado privado con tipos más altos no tiene sentido. En tal caso (dinero barato), los 2.400 millones que la Junta se ha marcado como suelo, ante la angustiosa situación de la tesorería, podrían estirarse hasta los 3.500 millones, según fuentes del Ejecutivo andaluz.

“Por eso es importante que el acceso al fondo sea equitativo y ordenado y que no se convierta en una carrera a ver quien llega antes y acaparar todo”, aseveró Griñán, quien insistió en que una de las condiciones fundamentales del FLA es que sea justo. Hasta el momento, hay tres comunidades que lo han solicitado, por cifras que superan la mitad de su dotación, de 18.000 millones: Cataluña, 5.023 millones, Valencia; más de 4.500 millones; y Murcia, 300 millones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Griñán espera que el fondo de rescate no sirva solo para pagar deuda financiera, ya que entonces se premiaría precisamente a las comunidades más endeudadas y que tienen que devolver mayores importes. Andalucía es de la que menos lo están (la quinta por la cola), con un 10,7% de su Producto Interior Bruto (PIB), mientras que Cataluña alcanza el 22% y la Comunidad Valencia el 20,8%.

El PP andaluz se apresuró ayer a lanzar una estimación de lo que finalmente Andalucía pedirá al fondo de rescate: entre 3.000 y 4.000 millones, informa Efe. El número dos de este partido, José Luis Sanz, dijo en conferencia de prensa que Griñán sigue ocultando las cuentas de la Administración andaluza, al tiempo que denunció su “posición cínica e hipócrita”, porque negocia por una parte con el Gobierno ayudas y, por otra, instiga “una política de confrontación permanente contra Mariano Rajoy y el PP”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS