La Xunta inicia la depuradora de Vigo, tres años después

La obra, con un presupuesto de 230 millones de euros, viene considerándose prioritaria desde hace años

La llegada de maquinaria y el vallado del perímetro de actuación dio motivo ayer a la Xunta para “felicitar a todos los vigueses y viguesas por el inicio de las obras” de la nueva depuradora de Vigo, que se construirá en un terreno colindante a la actual, en el extremo meridional de la playa de Samil. La obra, con un presupuesto de 230 millones de euros, viene considerándose prioritaria desde hace años, sobre todo para atajar una sanción millonaria de la Unión Europea por la contaminación de la ría, incompatible con la producción de moluscos.

El proyecto de la nueva depuradora fue activado en 2008 por Elena Espinosa, a la sazón ministra de Medio Ambiente, y la Xunta bipartita, donde Pachi Vázquez, actual candidato socialista a la presidencia de la Xunta, desempeñaba la consellería homóloga. Los Presupuestos Generales del Estado ya reservaron en 2009 una partida de 101 millones de euros y ese mismo año Emilio Pérez Touriño, a la sazón presidente gallego, afirmaba que la infraestructura estaría concluida en 2011.

La Xunta evita ahora comprometer ningún plazo, aunque el proyecto marca 24 meses de ejecución de la obra, financiada por el Estado (112 millones), el Ayuntamiento de Vigo (13,6) y la Xunta, con 104,3 millones, que se elevarán a 121,7 millones con gastos financieros.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50