Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“En Madrid estamos a la cola”

La Federación Madrileña de Montañismo advierte del deficiente estado de la señalización de los senderos y caminos históricos de la región

Los montañeros denuncian que los turistas se pierden por falta de marcas

Señalización de sendas no homologada en La Pedriza, en el parque regional de la Cuenca alta del Manzanares. Ampliar foto
Señalización de sendas no homologada en La Pedriza, en el parque regional de la Cuenca alta del Manzanares.

"La Comunidad de Madrid es de las pocas regiones que no tiene legislado el uso y disfrute de la montaña. Es la única Comunidad Autónoma de España que tiene todos los senderos, los famosos Grandes Recorridos (GR) y Pequeños Recorridos (PR), deshomologados". De esta forma se lamenta el presidente de la Federación Madrileña de Montaña, José Luis Ordóñez Rodríguez, que explica que las marcas que guían a los montañeros en la región "se están perdiendo y no se están remarcando".

Para el responsable de esta federación, que tiene unas 11.000 licencias, los caminos históricos también se están deteriorando por "desidia política": "Me da lo mismo que sea de un partido o de otro. Yo a los políticos de esta Comunidad les achaco su desidia en todos los deportes". Precisamente, la falta de señalización de este camino provocó, según este responsable federativo, que un grupo de personas se perdiera en la montaña en un Gran Recorrido por la falta de las marcas: “Se quejaron en el Ayuntamiento y a nosotros, pero el único responsable son los Consistorios, que tienen que tener un registro de caminos que tiene que tener en ben estado”.

Precisamente, esta "desidia" es lo que ha impulsado a la federación a promover un proyecto de tres años con la intención de marcar y limpiar 1.500 kilómetros de senderos: "Nosotros hemos elaborado un programa de voluntariado para que la gente, federados y no, pueda andar por la sierra por senderos bien cuidados". Según el presidente de la federación en Madrid, esta situación hace que se esté perdiendo turismo rural: "Los ayuntamientos vienen a nosotros, sobre todo los del Valle del Lozoya y de la sierra, porque ven que el turismo se les está yendo. No hay senderos, y muchos pueblos viven del turismo".

Las marcas más conocidas, los Grandes Recorridos (GR), Pequeños Recorridos (PR) y los senderos locales son las que están en una peor situación, tal y como explica el presidente de la federación: "Aquí marca todo el mundo: los ayuntamientos, la Comunidad, Pepito Pérez que tiene una finca y ha montado un bar, y alrededor quiere senderos, y los hace alrededor de su bar o alrededor de su pueblo como buenamente puede", relata Ordóñez Rodríguez, que todo ocurre por la ausencia de legislación sobre senderismo: "Cualquier Comunidad Autónoma lo ha legislado, menos Madrid".

Los montañeros denuncian que los turistas ser pierden por falta de marcas

Ordóñez Rodríguez considera que el exceso de burocracia es un punto más en la "desidia" del Ejecutivo de Esperanza Aguirre: "Para marcar senderos tenemos que pedir permiso a tres o cuatro consejerías diferentes de la Comunidad”. Además, considera que con la crisis que padece España no se puede tener tantas consejerías haciendo el mismo trabajo. “En Madrid estamos a la cola. Por ejemplo, en Asturias todos los senderos están marcados, y tienes la garantía de que empiezas y acabas. Pero en Madrid inicias un GR-10, que es uno de los senderos más conocido, y a nosotros nos llegan muchas quejas y denuncias de los ayuntamientos".

Ordóñez Rodríguez apunta, asimismo, que el registro de los senderos de la Federación Española de Montañismo muestra el déficit de Madrid: “Si te bajas de internet el catálogo verás que el apartado de Madrid está en blanco. Y esto pasa porque no ha habido ninguna institución política que se haya interesado”. Para este montañero muchos de los caminos históricos están a punto de desaparecer o han desaparecido. “El Ayuntamiento pone un poste de madera y te lo monta muy bien, pero si no homologas ese sendero nacional e internacionalmente la gente no lo va a conocer”. Esta situación produce una sensación, según el presidente de los montañeros, de “anarquía”, que se produce porque no hay una legislación: “Porque si hubiera una legislación solo una consejería se dedicaría a llevar el asunto. Y también se ahorraría un dinero importante".

La actuación de la Comunidad de Madrid a la hora de diseñar los senderos no es muy diferente a la están llevando a cabo los diferentes Ayuntamientos de la región, según Ordóñez Rodríguez: "Todos los senderos que está sacando la Comunidad de Madrid no están homologados. Los marca a su aire, pero el turismo, tanto el nacional como el internacional, solo conoce las marcas internacionales: que son marcas rojas, blancas, y verdes. Mientras tanto, la Comunidad de Madrid los señala con puntos, ellos tienen su propio código”.

Este es el motivo por el que el máximo responsable de la Federación considera que Madrid va en contra de la propia legislación europea. “No lo está haciendo, porque todos los ayuntamiento tendrían que tener un registro de senderos naturales, históricos. Porque no son de un particular, sino de todos los españoles, no son propiedad de nadie, son los que comunicaban y son públicos, no pueden ser privados. Y la Comunidad de Madrid no hace nada para que todo esto se acabe", se lamenta Ordóñez Rodríguez, que explica que se han puesto en numerosas ocasiones en contacto con los departamentos de la Comunidad para hacerles llegar la legislación aprobada por otras comunidades: “Pero no han hecho nada”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram