Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liceo enloquece con Bayreuth

El festival wagneriano ofrecer una gran interpretación de ‘El holandés errante’

El coliseo lírico barcelonés se adelanta al mundo inaugurando el Año Wagner

La Orquesta, Coro y solistas del Festival de Bayreuth, anoche en el Liceo durante la interpretación de 'El holandés errante'.
La Orquesta, Coro y solistas del Festival de Bayreuth, anoche en el Liceo durante la interpretación de 'El holandés errante'.

El regreso del Festival Wagner de Bayreuth a Barcelona 57 años después de su primera visita no ha conmocionado la capital catalana como cuentan las crónicas que ocurrió en 1955, en aquella España franquista y gris sumida en la autarquía. Pero musicalmente esta visita tardará en borrarse de la memoria de los liceístas, como lo fue la de 1955, a tenor de los escuchado anoche el el Teatro del Liceo, donde el público enloqueció con la versión de concierto de El holandés errante que la Orquesta y Coro de Bayreuth —una selección de los mejores coristas y músicos de orquestas de todo el mundo, en especial de Alemania— interpretó bajo la dirección de Sebastian Weigle, exdirector musical del Liceo, y con el bajo barítono Samuel Youn, la soprano Ricarda Merbeth, el bajo Franz-Josef Selig, los tenores Michael König y Benjamin Bruns y la mezzosoprano Christa Mayer como solistas.

Puesto en pie y coreando bravos, que se intensificaban en cada saludo del excepcional coro y la maravillosa orquesta, el público agradeció con una intensa ovación de más de 10 minutos la gran interpretación que la compañía del Festival de Bayreuth brindró de El holandés errante, que se benefició de estar rodada tras las seis funciones ofrecidas este verano en el Festspielhaus de la ciudad bávara por los mismos intérpretes, a excepción de la soprano Ricarda Merbeth, que sustituye a Adrianne Piczonka, Sebastian Weigle que reemplazaba a Christian Tielemann.

Con el Festival Bayreuth y adelantándose al mundo, el Teatro del Liceo ha abierto con este Holandés errante, del que se ofrecerá una segunda audición el próximo martes, el Año Wagner, que en 2013 conmemorará en bicentenario del nacimiento del compositor alemán. Una apertura de lujo que le cuesta al Liceo 1,3 millones de euros, una auténtica locura en época de crisis y más tras haber cancelado la temporada pasada parte de la programación por ajustes presupuestarios, que el teatro espera sufragar con la aportación de los patrocinadores y la venta de las localidades, de las que todavía quedan bastantes en taquilla y para todas la óperas después de haberse iniciado la venta hace un año y medio.

La soprano Ricarda Merbeth.
La soprano Ricarda Merbeth.

Barcelona es ciudad wagneriana, pero los precios de locura de las entradas, 28 euros la más barata, de las que no quedan ni una, y 280 la más cara, de las que sí quedan —tras la subida este sábado de un 12% del IVA en el precio de las localidades de espectáculo rozan los 300 euros— y en especial que las óperas se ofrezcan en versión de concierto, algo que no gusta demasiado a los liceístas, ha frenado el entusiasmo comprador de otras épocas, aunque el éxito obtenido anoche puede beneficiar a la taquilla.

La programación Wagner que ofrece el Festival Bayreuth en el Liceo prosigue esta noche con Lohengrin, de la que se ofrecerá una segunda audición el miércoles, y que contará también con la dirección musical de Weigle y el tenor Klaus Florian Vogt y la soprano Annette Dasch como protagonistas. Tristán e Isoldacerrará el jueves la visita del festival Bayreuth en Barcelona con Peter Schneider a la dirección musical y el tenor Robert Dean Smith y la soprano Iréne Therorin como protagonistas.

Pero el menú Wagner no finaliza en el Liceo con la estancia del Festival Bayreuth, en la temporada que se ha iniciado tendrá continuidad a partir del próximo abril con El oro del Rin, la primera jornada de la nueva tetralogía wagneriana que el coliseo lírico barcelonés completará a lo largo de las próximas tres temporadas, y una versión de concierto de Rienzi en junio.