El Gobierno acentúa su oposición a Rajoy tras el adelanto de los comicios

Mendia deja abierta aún la puerta a pagar la extra de Navidad al funcionariado

La portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, durante su rueda de prensa tras la reunión semanal del Ejcutivo.
La portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, durante su rueda de prensa tras la reunión semanal del Ejcutivo.L. RICO

“En Euskadi no cambiará nada. Todas las personas mantendrán los mismos derechos”, recalcó ayer la portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, respecto de los recortes dictados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. La primera reunión del Gabinete de Patxi López tras el anuncio del adelanto electoral del pasado martes resultó muy parca en decisiones y acuerdos, pero sirvió a Mendia, para afianzar el perfil más crítico y combativo del lehendakari respecto de las medidas del Gobierno popular. Esa ha sido una de las claves de su perfil político y de su actuación los últimos meses y ese será uno de los ejes de su próxima campaña como candidato a la reelección.

La cita semanal se dedicó, más que a acuerdos resolutivos, a un extenso intercambio, en términos de deliberación y repaso político, entre el lehendakari y su equipo al completo, según las fuentes consultadas por EL PAÍS. López realizó una valoración y también escuchó de boca de los consejeros, las valoraciones sobre el adelanto electoral y los efectos en la semana transcurrida desde su anuncio.

El titular de Economía, Carlos Aguirre, expuso la situación de las arcas públicas, que explicará mañana públicamente en detalle. De su intervención en la mesa del Consejo ayer, la portavoz transmitió que las cuentas del Gobierno “continúan siendo saneadas”. “A pesar de los esfuerzos de algunos por confundir a la ciudadanía y a otros agentes económicos”, añadió, en referencia a los ataques y advertencias de insolvencia del PNV. “La deuda es la aprobada en el Parlamento y ningún grupo se manifestó en contra”, recordó a ese partido, y es “suficiente para no sobrepasar las líneas rojas” que López se ha fijado.

“Todos en Euskadi mantendrán los mismos derechos”, destaca la portavoz

El Ejecutivo conoció también el estado de las alegaciones que preparan sus servicios jurídicos al recurso del Gobierno central contra el decreto vasco frente al copago, y a otras medidas como la supresión de la paga extra de Navidad al personal de las administraciones públicas. “Ahora no nos planteamos aplicarla”, dijo, abriendo así la puerta a la posibilidad de que los empleados vascos puedan llegar a cobrarla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Gobierno entiende que, a diferencia de la rebaja de 2010 que aprobó Zapatero, realizada sobre el salario base, en este caso no es así. Ese es el resquicio por el que abordará, primero, la negociación con el Ejecutivo central y, si fracasa, el recurso ya anunciado al Tribunal Constitucional. Mendia dejó ver solo una confianza relativa en el éxito del intento: “Probablemente tengamos que aplicarla, pero será en un momento posterior”.

El Gobierno conoció también de los consejeros de Sanidad, Rafael Bengoa, y Asuntos Sociales Empleo, Gemma Zabaleta, los apuntes del segundo decreto —al que Mendia se refirió como “un plan B”— que, por la vía de su competencia en materia social, compensará el copago en los medicamentos, si llega a verse obligado a cobrarlo, algo que no cree que esté en condiciones de hacer el mes próximo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS