Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subida del pienso lleva a pérdidas a las explotaciones

Los ganaderos exigen compensaciones por la caída de precios

Manifestación de ganaderos detrás de la sede de la Xunta, en Santiago.
Manifestación de ganaderos detrás de la sede de la Xunta, en Santiago.

Las 10.800 explotaciones lecheras de Galicia —la mitad de las de toda España— se encuentran, a día de hoy, en pérdidas. Al menos esos son los números que maneja el sindicato mayoritario del sector, Unións Agrarias (UU AA), y que ayer expusieron al ministro de Medio Rural, Miguel Arias Cañete, en una reunión. La causa de la ruptura del frágil equilibrio económico sobre el que descansa la producción láctea se encuentra en la subida del precio del pienso. Si la industria paga en estos momentos 24 o 25 céntimos por litro a los ganaderos, el kilo de alimento para las vacas ha llegado a los 36. “Es necesaria una actuación inmediata en la industria y en la distribución”, explicó a este periódico el secretario general de UU AA, Roberto García.

También se lo explicó a Cañete. “Remitimos una carta al ministro relatándole la necesidad de tomar medidas urgentes porque la subida brutal del pienso ha colocado en pérdidas a las explotaciones gallegas”, dice, “y es necesario recuperarse en la nómina de agosto”. Los entre 4 y 7 céntimos en los que que se ha encarecido el pienso —a causa de la especulación al alza con la soja y el maíz y de la sequía en Estados Unidos, expone— en las últimas semanas hacen necesario, según el sindicalista, “un mecanismo de compensación”. Y así, añade, trasladar a los precios el aumento del coste de las materias primas.

El Gobierno central se comprometió a convocar la mesa que reúne a productores e industria. Lo hará después del lunes. Y también ha instado a las comunidades autónomas que poseen las competencias transferidas a que actúen. Precisamente ayer transcendía una misiva del presidente de la Xunta también dirigida a Cañete y en la que pedía “mayor transparencia” en la comercialización de la leche y “un refuerzo” en la posición negociadora de los ganaderos.

No fue el único asunto tratado en el encuentro de ayer. Unións Agrarias alertó y reclamó inspecciones, además, contra “la competencial desleal”. El sindicato ha detectado que leche procedente de Francia, Portugal o Alemania se vende en los supermercados a un precio menor que el que se paga por el producto en origen. El tercero de los puntos tratados se refirió a la entrada en vigor, en octubre, del denominado paquete lácteo. La reivindicación agraria se centra en la introducción de mediadores en la negociación de los contratos homologados entre productores e industria —que serán obligatorios— cuando no haya acuerdo. “Lo estudidiará jurídicamente, nos ha dicho”, concluye García.