aralar

Zabaleta recalca que el escaño de una exmilitante crítica corresponde a Aralar

La sustitución de los tres parlamentarios vascos expulsados de Aralar no está siendo fácil. El cese de Aintzane Ezenarro, Mikel Basabe y Oxel Erostarbe como miembros de la Cámara vasca, lejos de llevar calma a la formación abertzale ha convertido su relevo en una nueva fuente de quebraderos de cabeza.

Dos de los sustitutos, —los siguientes en las listas electorales— Ernesto Merino y Khadijetou Boichiri, se integrarán con normalidad en el grupo parlamentario, según informaron desde Aralar el martes. Sin embargo, no está claro que ocurrirá con Maribel Castelló, que ya no pertenece a Aralar. El primero es el coordinador general de Gipuzkoa, el segundo es independiente mientras que la tercera, abandonó el partido hace meses.

El coordinador general del partido integrado en EH Bildu, Patxi Zabaleta, reclamó ayer en declaraciones a Onda Vasca recogidas por Europa Press que, al menos “políticamente”, el escaño pertenece a Aralar.

Zabaleta indicó que Castelló abandonó la formación en marzo “por voluntad propia”, y ya no se encuentra “dentro de la disciplina del partido”. Por eso, opinó que, aunque “legalmente” el escaño sea de la persona, fue obtenido “por el partido”, y por tanto debería ocuparlo alguien que todavía forme parte de Aralar.

“No se vota a la persona, sino a la formación”, afirmó Zabaleta, que, aunque dijo que “no debería ser así”, recordó que las listas electorales son cerradas.

Castelló, como Merino y Boichiri, presentó sus credenciales como parlamentaria electa el pasado viernes, y en principio, si no ocurre nada, podrá tomar posesión como tal en septiembre.

Ambiente tenso

Este problema para la dirección del partido abertzale se suma a toda la polémica suscitada por la expulsión de los parlamentarios críticos.

El ambiente es tenso entre unos y otros, y los últimos días de Ezenarro, Basabe y Erostarbe en la Cámara estuvieron plagados de desencuentros con el diputado que sí se queda, Dani Maeztu.

El cese o renovación de un trabajador de Aralar en el Parlamento y la condición de portavoz de Maeztu fueron objeto de disputa entre ellos, que remitieron distintos escritos a la mesa del Parlamento, sobre los que ésta tendrá que resolver ya en septiembre.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50