Cartografías artísticas

Una muestra en Caixafòrum reúne 140 mapas elaborados por artistas de primera fila

La exposición de Caixafòrum recoge una múltiple y variada muestra de mapas de toda índole.
La exposición de Caixafòrum recoge una múltiple y variada muestra de mapas de toda índole.ENRICO BARAZZONI

Desde el croquis trazado sobre una servilleta de papel a los sofisticados GPS. Desde los mapas en papel acordeón grandes como sábanas hasta aplicaciones interactivas que se pueden consultar en la pantalla del móvil. Aunque la irrupción de Internet ha modificado irremediablemente los conceptos de espacio y tiempo importados de la física clásica, precipitando los mapas en una crisis práctica y conceptual sin precedentes, paradójicamente nunca ha habido de tantos tipos y sobre tantos soportes.

La fascinación que los sistemas de representación ejercen sobre el ser humano se plasma en la exposición Cartografías contemporáneas. Dibujando el pensamiento, que reúne en Caixafòrum de Barcelona, hasta el 28 de octubre, 140 obras de artistas de los siglos XX y XXI, que utilizan los mapas como espacio de creación y herramienta mnemónica para representar, traducir y codificar todo tipo de territorio, no solo geográfico, sino también mental, emocional, social y conceptual.

Dada la imposibilidad de abarcar íntegramente un tema tan amplio, la comisaria Helena Tatay se ha centrado en los grandes artistas del siglo XX, empezando por los surrealistas y los situacionistas, célebres por sus paseos y derivas artísticas. Los creadores más jóvenes y sobre todo aquellos que trabajan con nuevas tecnologías podrían ser objeto de una segunda entrega. En esta ocasión están representados solo por el colectivo Rotor, con unas cartografías colectiva del Poblenou, y el mexicano Erick Beltran, autor de la única obra concebida especialmente para la exposición: un mueble archivo que el visitante debe manipular para descubrir sus secretos.

Nunca ha habido tantos tipos de mapas ni en tantos soportes distintos

El recorrido, ordenado por conjuntos temáticos, arranca con unas cartografías manuscritas del siglo XIII, extraídas de las que recopiló Tomas López, cartógrafo de Carlos III, cuando decidió crear el primer mapa de España. El rectángulo vacío que Lewis Carroll dibujó en 1876 para representar el mar introduce el visitante en el apartado dedicado a las cartografías políticas y sociales. Ahí demuestran la variedad de soportes utilizados en los mapas artísticos los tapices de Alighiero Boetti y Mona Hatoum, y los delicados dibujos de Mark Lombardi, que trazan las relaciones de los industriales chilenos con los militares.

Destaca la película de Kara Walker que relata el nacimiento de la América negra con personajes de papel recortado y el vídeo acelerado de Rivane Neuenschwander, protagonizado por unas hormigas que van dibujando y desdibujando el mundo trazado por la artista con miel.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Kant dijo que “lo importante es el mapa del espacio oscuro de la mente”

Si hay un denominador común, más allá de la voluntad de representar y explicar la realidad, es la capacidad de impulsar la reflexión, que se plasma en los mapas mediáticos de Ignasi Aballí, los poéticos mapas escultóricos de Perejaume e Isidoro Valcárcel Medina, las obras repetitivas de On Kawara y la pintura de Hamilton que resume el drama palestino en dos mapas: uno con la partición territorial decidida por la Organización de las Naciones Unidas en 1947 y otro con la situación real en 2010. Las obras más sorprendentes de la exposición se encuentran en las secciones dedicadas a las cartografías de lo intangible, donde se exponen las acuarelas de la vidente Hilma af Klint, que predicen la II Guerra Mundial, y parte de una monumental narración ilustrada, de 25.000 páginas, que el obrero suizo Adolf Wölfli dibujó en un manicomio cerca de Berna. Tal como escribió Kant, que antes de filósofo era geógrafo, “lo más importante no es conocer la geografía que se ve, sino el mapa del espacio oscuro de la mente”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS