Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cruce de correos muestra el intento de imputados de beneficiarse de la CAM

La antigua cúpula redactó de forma ambigua las condiciones de acceso a retribuciones

La investigación del juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, sobre el expolio de la Caja  Mediterráneo (CAM) no para de arrojar sorpresas. La última son los correos electrónicos intervenidos a los imputados y que ponen de relieve que "utilizaron su posición para procurarse beneficios a costa de la entidad, mediante la falsificación de contratos, cuentas y la contratación con terceros en perjuicio de CAM", según explica hoy la Cadena SER.

Los cinco imputados de la antigua cúpula de la caja alicantina manipularon los resultados de la entidad para asegurarse la paga de beneficios, las aportaciones a los planes de pensiones, la retribución variable y el bono extraordinario a largo plazo. Así lo asegura el letrado designado por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), Carlos Gómez Jara, en un escrito remitido al juez Gómez Bermúdez. Se trata, según sus palabras, "de un reparto de incentivos derivado de resultados económicos ilusorios".

El documento recoge los correos electrónicos que obran en la causa y que apuntalan esta tesis. Así, en un email remitido a Teófilo Sogorb en febrero de 2011 se puede leer "tal y como hemos acordado, adjunto las distintas alternativas evaluadas para el cobro de las aportaciones a planes de pensiones, pagas e incentivos". Otro cruce de correos entre los imputados Vicente Soriano , Teofilo Sogorb, y los exdirectores generales de la entidad, María Dolores Amorós y Roberto López Abad, hablando sobre los requisitos para obtener estos incentivos se zanja con un gráfico mensaje de este último: "dime los números que necesitamos para cada caso".

Condiciones ambiguas

Para asegurarse el cobro de estas cantidades, dice el FROB, los imputados "redactaron adrede las condiciones de retribución de forma oscura". Así se desprende del correo electrónico de Soriano a Sogorb y a Amorós explicando el bono a largo plazo: "hemos fijado un poco ambiguo lo de los resultados, al fin y al cabo, lo tendremos que argumentar y acreditar ante la Comisión de Retribuciones". Todo esto, concluye el escrito que ya maneja el Juez Gómez Bermúdez, "lleva a la conclusión de que los querellados utilizaron su posición para procurarse beneficios a costa de la entidad, mediante la falsificación de contratos, cuentas y la contratación con terceros en perjuicio de CAM".