Las industrias culturales catalanas se unen contra la subida del IVA

Los representantes de la cultura apuestan por la "autofinanciación" de ésta Ramon Colom defiende la creación del "céntimo audiovisual".

Reunión de 'Compromiso con la Cultura' en La Pedrera con Jordi Gratacós (ARC), Albert Guijarro (ASACC), Julio Álvarez (ADETCA), Ramon Colom (PROA), Anna Rosa Cisquella (CIATRE), Camilo Tarrazón (Gremio de Empresarios de Cine de Cataluña), Carme Espinet (Art Catalunya) y Fèlix Buget (APECAT),
Reunión de 'Compromiso con la Cultura' en La Pedrera con Jordi Gratacós (ARC), Albert Guijarro (ASACC), Julio Álvarez (ADETCA), Ramon Colom (PROA), Anna Rosa Cisquella (CIATRE), Camilo Tarrazón (Gremio de Empresarios de Cine de Cataluña), Carme Espinet (Art Catalunya) y Fèlix Buget (APECAT),CARLES RIBAS

Una reunión para buscar soluciones que terminó con pocos puntos de acuerdo, más allá de confirmar que todos los sectores culturales catalanes están en contra de la subida del tipo del IVA a la cultura, pasando del 8% al 21%. Así, los representantes de las industrias culturales catalanas se han reunido en La Pedrera para hacer pública una declaración conjunta contra la subida del IVA en el sector y buscar estrategias comunes contra este incremento, que "nos aleja de la media europea", según la declaración, de la que algunos representados parecían no estar al corriente. Fèlix Buget, de la asociación de productores-editores fonográficos y videográficos catalanes (Apecat), ha avisado: "La batalla del IVA europea está perdida, hay que olvidarse de eso". Poco optimismo en la sala.

Los portavoces de las diferentes asociaciones de artistas plásticos, empresas cinematográficas, galerías, artes escénicas y musicales coincidían en definir la subida del IVA como "un ataque a la cultura" que provocará "pérdida de empleos, cierre de empresas y el descenso del consumo cultural". "Es un ataque político, seguro, pero con argumentos económicos, y con ese tipo de argumentos debemos contratacar", aseguraba Julio Álvarez, vicepresidente de la Asociación de Empresas de Teatro de Cataluña (Adetca).

La reunión de La Pedrera, con el friso de "Compromiso con la Cultura", ha servido para compartir los agravios del sector cultural (excepto el mundo editorial, que no está afectado por la subida del IVA, exceptuando los libros electrónicos), y para poco más ya que no se ha podido acordar una estrategia común. Sí que se ha llegado a la conclusión de que hacen falta más reuniones. Los presentes, casi cincuenta, se han conjurado para volverse a ver en septiembre.

Álvarez ha insistido en la idea de responder a la subida del IVA con cifras que demuestren que "el Gobierno no conseguirá incrementar la recaudación con esta medida porque la gente dejará de consumir cultura". Pero ahí existe un problema: algunos sectores, como el de la música -tal y como ha confesado Jordi Gratacós, de la asociación de promotores (ARC)-, tienen muy complicado conseguir datos fiables debido a la naturaleza del negocio. En cambio, en el mundo del teatro, se está haciendo ya un estudio a nivel estatal.

El presidente de la asociación de productores audiovisuales (Proa), Ramon Colom, ha lanzado una de las pocas propuesta concretas: "un modelo alternativo" al del Gobierno central. Colom ha expuesto su idea "en base a la autofinanciación, y que permita a la cultura salir de los Presupuestos Generales del Estado". El conocido productor y divulgador defiende la creación del "céntimo audiovisual", una tasa aplicada a los productos culturales que sea gestionada por una entidad autónoma y que revierta en el sector.

Otro elemento para la reflexión lo ha lanzado Albert Guijarro, presidente de la asocación de salas de Cataluña (Asacc) y director de Apolo y del San Miguel Primavera Sound, que ha puesto sobre la mesa que "no se puede pagar lo que está pagando a la SGAE". A modo de resumen, Camilo Tarazón, del Gremio de Empresario de Cine de Cataluña, ha señalado que "el consumidor no ha salido a la calle a manifestarse por la subida del IVA en la Cultura, si no por otros temas". Y ha agregado, entre el asentimiento de parte del público: "El problema es que no tenemos público de la cultura, por lo que el consumidor no siente esta subida como un ataque a algo que es su patrimonio". Ante esta reflexión los presentes se han puesto de deberes conseguir más implicación del público con su causa. Se verán en septiembre, dicen, porque el IVA es la punta del iceberg de sus problemas, por lo visto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS