Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC no apoyará el pacto fiscal si en el documento no se renuncia al concierto

Los socialistas apurarán la negociación hasta el inicio del pleno del miércoles

Reunión sobre el pacto fiscal celebrada el pasado día 12.
Reunión sobre el pacto fiscal celebrada el pasado día 12. EFE

La cuenta atrás para negociar la declaración del Parlament sobre el pacto fiscal ha empezado y a falta de cuatro días el PSC sigue sin tener decidido si se sumará al documento presentado por el Gobierno catalán. El principal escollo por superar es que se asimile el modelo de pacto fiscal que propone Artur Mas al concierto económico.

Los socialistas lo han venido repitiendo desde el primer momento y ayer insistió el presidente del grupo parlamentario, Joaquim Nadal. El PSC considera inasumible la redacción del punto 4 tal como se entregó a los partidos en la cumbre del pasado día 12, porque implica cambiar el modelo actual y sugiere un concierto similar al vasco, con la diferencia de que se establece una cuota de retorno de cooperación interterritorial que no existe en Euskadi.

Según el análisis que hace la dirección del PSC, CiU tiene “muy atado” este punto con ERC y tanto nacionalistas como independentistas no darán su brazo a torcer. Ese supuesto pacto de hierro explicaría la posición de los republicanos al salvar a Mas de tener que dar la cara en el Parlament por el caso Palau tras la fianza de 3,2 millones de euros impuesta por el juez a Convergència. Una diputada del PSC, por el contrario, sostiene que la opinión mayoritaria en el grupo parlamentario es favorable a apoyar el documento.

Con todo, los socialistas dicen que buscarán el acuerdo mientras puedan y en la reunión que hoy celebrará el consejo nacional del PSC se aprobará una resolución por la que se otorgará un mandato a la ejecutiva y al primer secretario, Pere Navarro, para que se negocie hasta el último minuto. El alcalde de Lleida, Àngel Ros, y las diputadas Marina Geli y Montserrat Tura han advertido de que la sociedad catalana no entendería que el PSC quedara fuera del acuerdo.

Ayer mismo, Joaquim Nadal dijo que “ni un paso por detrás del PP”, en referencia a que si los populares ya han anunciado que se abstendrán, el PSC no puede votar no.

Los representantes socialistas se están cruzando correos electrónicos y llamadas desde hace días con CiU, pero no está prevista ninguna reunión para el fin de semana. “Esto es una partida de póquer y todo el mundo juega sus cartas”, explicó ayer un dirigente del PSC.

El lunes a las 12.00 finaliza el plazo para presentar enmiendas al texto y el PSC ya dejará entrever cuál será su posición en la redacción de sus escritos. Con todo, esas enmiendas se pueden transaccionar hasta las 9 horas del miércoles 25. Es decir, una hora antes de que se inicie el pleno.