Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inversión en transporte en el área de Barcelona hasta 2020 se recorta un 45%

El plan de la Autoridad del Transporte Metropolitana prevé inversiones por 13.760 millones de euros

Algunas infraestructuras se retrasan y solo se prevé que sus proyectos estén listos en 2020

La Línea 9 del Metro, paralizada en algunos tramos, sigue siendo la obra estrella

Se mantiene el enlace de TramBaix y Trambesòs y prevé que el tranvía llegue a Urquinaona

Recoder considera ineludible la línea de Cercanías Castelledefels-Zona Universitaria

La Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) ha efectuado un severo tijeretazo sobre su plan director de infraestructuras para la propia década. Entre el avance del documento aprobado por el organismo hace dos años, cuando gobernaba el tripartito, hasta el definitivo que la mañana de este viernes ha presentado el consejero de Territorio, Lluís Recoder, el presupuesto del conjunto de las infraestructuras previstas ha caído un 45%.

Recoder ha defendido la elaboración de "un plan creíble", en el que la inversión prevista para el periodo 2011-2020, de 13.760 millones de euros, dista mucho de los 25.242 millones que se planteaban en 2010.La Generalitat deberá asumir 7.586 millones de las obras previstas y el Estado los 6.174 millones restantes.

Pese a todo, se mantienen previstas las grandes infraestructuras, si bien el avance de algunas quedará restringido al proyecto constructivo, como es el caso de la línea ferroviaria orbital que unirá Vilanova i la Geltrú y Mataró.

De hecho, la Línea 9 del Metro de Barcelona se mantiene como la obra emblema del plan para la próxima década. El consejero ha asegurado que el foco de los recursos públicos disponibles está puesto en hacer llegar la línea hasta el aeropuerto de El Prat en 2014. El tramo central, paralizado por las restricciones presupuestarias, continuará así y no hay fecha para poderlo retomar. El plan director de la ATM también contempla prolongar la Línea 3 del Metro en sus dos extremos, para que llegue hasta la Trinitat Vella y y Esplugues.

En el caso del servicio de Cercanías de Renfe, Recoder ha considerado ineludible y urgente la puesta en marcha de la conexión con las dos terminales del aeropuerto, obra que está licitada desde mayo de 2010, y el tramo Castelldefels-Cornellà-Zona Universitaria, que posteriormente debería conectada con el centro de Barcelona a través de un túnel que avanzará por debajo de la Diagonal. Asimismo, la ATM apuesta porque se construya también el túnel de Montcada, que facilitará la conexión de Barcelona por tren con el Vallès.

La ATM ha dejado en esta ocasión en el aire la conexión del tranvía por el centro de Barcelona. Si bien la versión anterior del Plan Director de Infraestructuras (PDI) apostaba por hacerlo por la Diagonal, esta vez se afirma que el trazado definitivo que unirá el Trambesòs i el Trambaix está "por determinar", a expensas de la decisión que adopte el Ayuntamiento de Barcelona.

Como novedad, el documento incluye la construcción de una conexión de tranvía que iría desde el Teatre Nacional de Catalunya, en la confluencia de la avenida de la Meridiana, hasta la plaza de Urquinaona. En cambio, de la planificación desaparecerán los ramales previstos para conectar por el norte hasta Santa Coloma de Gramenet y por el sur hasta Sant Boi de Llobregat.