70 pisos del Ayuntamiento para atender a los 1.200 desahucios al mes

Botella ofrece la primera tanda de viviendas de alquiler a precio reducido

Eran esos días, meses más bien, en los que Alberto Ruiz-Gallardón (PP) no tenía otra cosa en la cabeza que ser alcalde de Madrid. Con esa promesa, y la de “propiciar” la creación de 150.000 empleos “estables y de calidad”, ganó las elecciones municipales del pasado mes de mayo con mayoría absoluta. Desde entonces, mucho ha cambiado: Gallardón es ministro de Justicia desde diciembre, y la ciudad, en lugar de ganar empleos, los ha perdido: entre junio de 2011 y abril de este año se han registrado 27.000 nuevos parados, un 12% más. En el último año, la economía madrileña ha entrado en barrena. Y los desahucios son solo el elemento más llamativo, pero no el más preocupante.

“Las personas residentes en la ciudad de Madrid se están viendo fuertemente afectadas por la crisis”, reconoce el Ayuntamiento, que pone cifras al aguacero: el pasado mes de abril había 245.269 desempleados, de los que 86.608 eran parados de larga duración, es decir, que llevan tres o más años sin trabajo. La mitad de la cifra total, es decir, 120.593 personas, no percibían prestaciones por desempleo. En toda la región, había en abril 531.000 parados, 61.000 más que cuando Esperanza Aguirre (PP) ganó las elecciones autonómicas de mayo de 2011. El último dato sobre personas que viven bajo el umbral de la pobreza, de hace dos años, indicaba que hay 860.178 en toda la región, un 13,6%. Sin embargo, Caritas señala que actualmente el 22% de los habitantes de la Comunidad están en riesgo de pobreza o exclusión social.

En 2011 se produjo un “aumento significativo” de los desahucios en la capital, según los datos del Poder Judicial, que los cifran en 9.460, un 6,1% más que el año anterior. Se trata del mayor aumento en todo el país. También se dispararon las subastas de pisos por parte de las entidades financieras: 7.533, un 26,7% más. “La situación de muchas familias madrileñas es insostenible. Nadie se ocupa de paliar los efectos del paro y la crisis. La senda de austeridad destructiva que ha impreso el Ayuntamiento a las políticas presupuestarias y las políticas sociales hace imposible la atención a esta situación social”, ha señalado el líder municipal socialista, Jaime Lissavetzky.

Lissavetzky considera insuficiente el anuncio de la alcaldesa, Ana Botella, de poner a disposición de familias desahuciadas 200 pisos de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) de aquí a 2015. Máxime, cuando hay entre 70.000 y 90.000 en riesgo de perder su casa. El Ayuntamiento tiene listo ya el convenio con Caritas, Cruz Roja, y Provivienda para poner a su disposición los 70 primeros pisos. La mayoría está en Villaverde (29) y Usera (28). Tienen entre uno y cuatro dormitorios, de 40 a 90 metros cuadrados, y un precio que oscilará entre 120 y 200 euros mensuales. Se alquilarán por un año, prorrogable otro más, a mayores de edad que lleven más de seis meses empadronados en la capital y ganen menos de 18.600 euros (20.100, en el caso de las familias con cuatro o más miembros); entre otros requisitos.

El objetivo es atender a familias que acepten una intervención social (coordinada, por ejemplo, con los servicios de búsqueda de empleo) para “resolver una situación coyuntural y que no se convierta en estructural”, dándoles “tiempo para reorganizar su vida tras el desahucio”. “El Ayuntamiento no puede disponer libremente del dinero público gratis et amore en beneficio de nadie, aun teniendo las peores circunstancias, porque debe rendir cuentas ante los madrileños. Por eso hacemos el esfuerzo de poner una renta de alquiler ajustadísimas, para que las entidades sociales puedan colaborar y apoyar a quienes no tengan el dinero”, explicaron fuentes municipales.

Los 70 pisos, como el resto hasta completar las 200 prometidas, serán extraídas de la bolsa disponible para los solicitantes por otras vías de vivienda protegida, unos 13.000 para las 2.500 que ya se están construyendo (más otras 800 o 900 en alquiler). Hoy se entregan precisamente 377 en seis promociones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS