Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me multaron por recoger firmas, no por el permiso”

Domiciano Sandoval pedía apoyos para la dación en pago

El Ayuntamiento de Barcelona prohíbe poner mesas en la calle sin permiso

Domiciano Sandoval, miembro de la Asociación de Vecinos Clot-Camp de l'Arpa
Domiciano Sandoval, miembro de la Asociación de Vecinos Clot-Camp de l'Arpa

120 euros y 20 céntimos. Este es el importe que Domiciano Sandoval —uno de los líderes vecinales de la Asociación de Vecinos del Clot-Camp del Arpa— tendrá que pagar al Ayuntamiento de Barcelona por supuestamente infringir la ordenanza de espacio público mientras recogía firmas en apoyo a la iniciativa legislativa popular (ILP) para la dación en pago. La Guardia Urbana le abrió un expediente por realizar una actividad sin licencia en la vía pública, pues instaló una mesa para solicitar las rúbricas en la calle, algo que está prohibido. El distrito de Sant Martí tiene la última palabra sobre la pertinencia de la multa.

Sandoval, fedatario de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) —que promueve la ILP junto a otras organizaciones como la Confederación de Asociaciones Vecinales de Cataluña—, está indignado. "A mí me multaron por recoger las firmas, no porque no tuviera el permiso para estar en la calle", denunció con vehemencia. Una portavoz del Ayuntamiento negó cualquier contenido ideológico en el proceder de la Guardia Urbana y explicó que el recoger firmas no requiere ninguna autorización especial, a menos que implique la instalación de mesas o casetas en el espacio público. Para poder colocarlas, agrega, es indispensable la autorización del distrito correspondiente.

El "extraño" proceder de la Guardia Urbana es el que hace sospechar a Sandoval de la decisión de los agentes de multarle. "Me encontraba en una pequeña mesa en la esquina de las calles de Mallorca y de Rogent", recordó el hombre, prejubilado de la Generalitat de Cataluña. Era un miércoles y, con ayuda de un megáfono, el líder vecinal invitaba a los vecinos a adherirse a la iniciativa, que busca cambiar la ley para que las familias endeudadas devolver sus pisos hipotecados para pagar su deuda con la entidad financiera. "Poco después de las 18.15 llegaron dos agentes de la Guardia Urbana y me pidieron que les explicara qué estaba haciendo. Se los dije y también los invité a firmar, pero me dijeron que no podían hacerlo porque llevaban el uniforme", contó el líder vecinal, de 62 años.

"Momentos después llegaron otros tres agentes. Me identificaron y les expliqué que era miembro de la asociación de vecinos, que hace parte de los promotores de la ILP. Después de un rato, en el que al parecer consultaron con sus superiores sobre qué hacer, me informaron que no podía seguir solicitando las firmas y que me tenía que retirar del lugar", se quejó Sandoval.

La portavoz del Ayuntamiento explicó que los guardias urbanos acudieron al lugar donde el prejubilado recogía las firmas debido a varias llamadas de vecinos que se quejaban por el ruido que hacía el líder vecinal con el megáfono. A pesar de ello, la denuncia realizada por los uniformados no ha sido por ruido, sino por ocupación indebida del espacio público. Según la notificación de iniciación de expediente sancionador, Sandoval incurrió en la falta de "actividad sin licencia en la vía pública", que según las normas vigentes tiene una multa de 120,20 euros.

El pasado viernes, el pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó una declaración institucional mediante la cual se permite la recogida de firmas a favor de la ILP en dación en pago en centros cívicos y las diez sedes de distrito de la ciudad. Esto reafirma un compromiso que el primer teniente de alcalde, Joaquim Forn, había hecho ante los representantes del Consejo de la Ciudad.

Desde que fue puesta en marcha, a finales de abril, la ILP ha recogido más de 200.000 firmas en toda España. El objetivo es recoger 300.000 más para así poder iniciar el trámite parlamentario ante del Congreso de los Diputados.